Diariamente estamos pasando por circunstancias que nos hacen dudar y preocuparnos hasta llegar a la angustia.

Y hay cosas que por más que quieras solucionar o hacer, no esta en tus manos la solución.

Ahí es cuando debemos dejar a Dios trabajar y solamente confiar en que Él hará lo que es mejor para ti y en el tiempo justo.

Así que, esta noche, habla con Dios, entrégale todo eso que te preocupa y dile que Todo lo deja en sus manos y que Crees que Él se encargará.

¿Quiéres?

Mira Aquí->

Juan 14:1
No se turbe vuestro corazón;
creed en Dios, creed también en mí.