EL DESPERTAR SAI
EL DESPERTAR SAI: EL MUNDO SUBTERRÁNEO DE DERINKUYU EL MUNDO SUBTERRÁNEO DE DERINKUYU - EL DESPERTAR SAI

SEGUIDORES SAI EN GOOGLE

SI GUSTAS DEJAR UN COMENTARIO

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net
EN VISTAS DINÁMICAS ABRE MÁS RÁPIDO LA PÁGINA

Un momento por favor, cargando... Om Sri Sai Ram Om Sri Sai Ram Om Sri Sai Ram

SAI NARAYAN HARI
Ir a descargar


HARE KRISHNA HARE KRISHNA KRISHNA KRISHNA HARE HARE
HARE RAMA HARE RAMA RAMA RAMA HARE HARE

MENU DE ENTRADAS



CAMBIAR TAMAÑO DE LETRA MAYOR  O MENOR 

OPRIME SI NO ALCANZAS A VER BIEN EL TEXTO DE LAS PUBLICACIONES,
OPRIME LA TECLA + PARA AMPLIAR EL TEXTO A TODA LA PANTALLA, OPRIME - PARA REGRESAR A LO NORMAL.

lunes, 20 de abril de 2015

EL MUNDO SUBTERRÁNEO DE DERINKUYU

EL MUNDO SUBTERRÁNEO DE DERINKUYU

Capadocia es una región histórica de Anatolia central, en Turquía, reconocida mundialmente por los montículos naturales que se formaron hace millones de años, y por las cuevas subterráneas que allí se han construido en tiempos remotos. Se han identificado unas 200 de estas cavernas subterráneas, y se cree que habría muchas más aún esperando ser descubiertas.

Desde hace miles de años y hasta la actualidad, ha habido asentamientos humanos en la región. Algunas civilizaciones antiguas florecieron aquí, como la hitita, y otras procedieron de civilizaciones europeas o de otras regiones de Asia Menor, y todas ellas han dejado su huella cultural en Capadocia.

Las características geológicas del lugar han dado pie a que sus paisajes se describan a menudo como "paisajes lunares". A menudo se refiere a estos montículos como "hormigueros".

Los habitantes de la región utilizaron estos recintos subterráneos contra invasiones enemigas, donde ciudades enteras podían refugiarse y subsistir durante muchos meses. Estas ciudades subterráneas estaban construidas en varios niveles y estaban equipadas con respiraderos, caballerizas, panaderías, pozos de agua, y lo necesario para albergar poblaciones de miles de habitantes.

Cuando estas ciudades subterráneas fueron ocupadas durante el cristianismo bizantino, algunas cámaras fueron adaptadas como templos y decoradas con frescos cristianos en las paredes. La más conocida, por su tamaño y profundidad, es Derinkuyu.

Derinkuyu

La ciudad subterránea de Derinkuyu, ubicada debajo de la ciudad del mismo nombre, en la región de Capadocia, es la ciudad subterránea más profunda de las 37 excavadas en la región. Su nombre significa 'pozo profundo' y antiguamente era llamada Melengübü.

DERINKUYU

Plano transversal de Derinkuyu

Derinkuyu tiene entre 18 a 20 niveles, y aunque solo se ha llegado a excavar hasta los 40 metros subterráneos -8 niveles- , se calcula que la parte más profunda puede alcanzar los 85 metros.

DFERINKUYU

La ciudad subterránea de Derinkuyu fue descubierta por casualidad en 1963 por un lugareño. Al principio, se creía que Derinkuyu había sido una especie de alojamiento provisional o refugio. Sin embargo, conforme se iba explorando la ciudad y se iban descubriendo más niveles y áreas de servicios mayor era el convencimiento de que se trataba de algo mucho más complejo.

derinkuyu

Bodegas subterráneas de Derinkuyu

Bajo una superficie de unos 8 kilómetros cuadrados, el interior de la ciudad contaba con establos, comedores, salas para el culto, un bar, cocinas, prensas para el vino, bodegas, almacenes, cisternas de agua y galerías de comunicación.

Estancia que se utilizaba como bar en la ciudad subterránea de Derinkuyu

Se estima que las áreas habitacionales habrían podido albergar a unas 10.000 personas con facilidad. Además, la ciudad contaba con agua potable gracias a un río subterráneo y a numerosos pozos que se realizaron.

derinkuyu

Salas subterráneas de Derinkuyu

En total, se han detectado 52 canales de ventilación. El laberinto de corredores cuenta además con tres puntos, cuyo acceso podía ser bloqueado con rocas circulares de gran tamaño, impidiendo así la entrada de visitantes indeseados.

http://i0.wp.com/sometimes-interesting.com/wp-content/uploads/2014/03/derinkuyu_thdh-13.jpg

Pasillos con rocas circulares de bloqueo

Estas pesadas rocas que cerraban el pasillo tienen entre 1 y 1,5 metros de diámetro y unos 50 centímetros de grosor, con un peso de hasta 500 Kilos.

subsuelo

Detalle de rocas circulares de bloqueo

Derinkuyu dispone de un túnel de casi 8 km de largo que la conecta con la vecina ciudad subterránea de Kaymaklı.

Dentro de la ciudad subterránea existe una iglesia de planta cruciforme de 20 por 10 metros con un techo de 3 metros de altura. Evidentemente, una adaptación posterior a la original, quizás adaptando una sala de culto a otros dioses.

Iglesia de Derenkuyu

De las ciudades subterráneas de esta zona hablaba el historiador griego Jenofonte. En su obra Anábasis explicaba que las personas que vivían en Anatolia habían excavado sus casas bajo tierra y vivían en alojamientos lo suficientemente grandes como para albergar una familia, sus animales domésticos y los suministros de alimentos que éstos almacenaban. Anabasis, by Xenophon – Book 4 Section 5:

[4.5.25] The houses here were underground, with a mouth like that of a well, but spacious below; and while entrances were tunnelled down for the beasts of burden, the human inhabitants descended by a ladder. In the houses were goats, sheep, cattle, fowls, and their young; and all the animals were reared and took their fodder there in the houses. [4.5.26] Here were also wheat, barley, and beans, and barleywine in large bowls. Floating on the top of this drink were the barley-grains and in it were straws, some larger and others smaller, without joints; [4.5.27] and when one was thirsty, he had to take these straws into his mouth and suck. It was an extremely strong drink unless one diluted it with water, and extremely good when one was used to it.

Cámaras subterráneas de Derinkuyu

Se cree que Derinkuyu data de hace unos 3.500 años. Se desconoce quienes fueron sus constructores, aunque la mayoría de los expertos se inclina que habrían podido ser los hititas. La ciudad cayó luego en poder de los bizantinos, quienes la ampliaron y modificaron. En el siglo VI los árabes penetraron en la región y atacaron la ciudad en diversas ocasiones. Hacia el siglo XIV, durante el imperio otomano que trajo cierta estabilidad a la zona, las ciudades subterráneas parecen haberse dejado de utilizar.

derinkuyu

Galerías subterráneas de Derinkuyu

Es absolutamente sorprendente la capacidad de realización de esta ciudad subterránea, que difícilmente se corresponde con la idea que se tiene de la humanidad en una época tan remota. La obra en sí habría requerido un plano (por más básico que sea) y una planificación del trabajo, coordinar la mano de obra, alimentarla, construir herramientas de trabajo, organizar la excavación y el retiro de escombros, deshacerse de los escombros, y una extensa cantidad de etc.

Como hacían para respirar a esa profundidad, con el aire saturado de polvo de rocas y sin ningún tipo de máscaras con filtros? Como hacían para ver y realizar su prodigioso trabajo iluminados sólo con unas lámparas de aceite? Cómo hicieron para retirar todos los escombros generados desde una profundidad de 85 metros?

derinkuyu

Pasillos subterráneos de Derinkuyu

Si bien se afirma que Derinkuyu era un escondite contra invasiones enemigas, las ciudades subterráneas tienen un enorme punto débil que es la facilidad con que se puede tapar sus canales de ventilación o peor aún, tirar veneno por estos conductos. Por mucho menos tiempo y esfuerzo, sus hacedores podrían haber construido fosas, murallas, torres, trampas, armas, y todo un sistema de defensa completo.

Derinkuyu_thdh-12

Chimenea principal de ventilación

Quizás, las culturas que fueron habitando la zona, al igual que fueron alterando su interior, bien podrían haber modificado su propósito inicial. Quizás el motivo original de estas cavernas haya sido como refugio contra las inclemencias climáticas (acaso una glaciación), para mantenerse protegidos bajo tierra.


https://www.youtube.com/watch?v=dU2s1M2yvz8


Casualmente, podemos encontrar entre los mitos de la religión Mazdeista, un relato en el que Ahura Mazda (su divinidad) le indica a Yima (patriarca persa y progenitor espiritual de la humanidad) que construya una cueva para que sirva de refugio para sí y para todos los seres vivos ante un inminente fatal invierno.

Este relato – un evidente paralelismo del Diluvio – se encuentra en el Avesta, una colección de textos sagrados de la religión basada en las enseñanzas de Zoroastro de la antigua Persia, que durante cierto período de tiempo rigió las tierras de Capadocia.

Ahura Mazda le advierte a Yima sobre la inminente catástrofe (J. Darmesteter, The Zend-Avesta I, en Sacred Books of the East IV, Oxford,1895):

(46) Y Ahura Mazda habló a Yima, diciendo: "¡Oh Yima justo, hijo de Vivanghat!Terribles inviernos van a caer sobre el mundo material, que traerán consigo duras, mortales heladas; … arrastrarán consigo espesos copos de nieve, que rebasarán hasta las altas cimas de las montañas.

(52) Y las bestias que viven en la selva, así como las que habitan en la cima de las montañas y en las hondonadas, deberán tomar refugio en guaridas subterráneas.

(57) Antes de este invierno, los campos producirán hierba en abundancia para el ganado. Pero cuando se funda la nieve y corra el agua, quedará todo anegado.

(61) Hazte, por consiguiente, un "vara" (recinto aislado) cuadrada que por cada lado tenga la medida de un picadero (3 kilómetros por lado aprox.), y lleva a él las semillas de ovejas y toros, de hombres, de perros, de aves y de fuegos que rojos llamean. … que sea refugio para los hombres…

(70) Allí llevarás las semillas de hombres y mujeres, de los mejores, los más grandes y más hermosos que haya en la tierra. Luego llevarás las semillas de toda clase de ganados, de los más grandes, los mejores, los más hermosos de la tierra. … Todas estas semillas llevarás, dos de cada especie, para que se mantengan sin extinguirse allí, mientras aquellos hombres hayan de permanecer en el "vara".

(87) En la parte más amplia de aquel lugar harás nueve calles, seis en la mediana y tres en la más reducida. A las calles de la parte más amplia llevarásmil semillas de hombres y mujeres; a las calles de la mediana, seiscientas; a las calles de la más reducida, trescientas. Este "vara" sellarás con tu sello de oro, y harás una puerta y una ventana con "iluminación propia" (a window self−shining within).

(93) Entonces se dijo Yima: "¿Cómo me las arreglaré para hacer este vara que Ahura Mazda me ha mandado hacer?". Y Ahura Mazda dijo a Yima: "¡Oh Yima justo, hijo de Vivanghat! Marca la tierra con una huella de tu talón, y luego amásala con tus manos como hace el alfarero cuando amasa el barro".

(133). Cada cuarenta años, a cada pareja, dos le son nacidos, un varón y una mujer. … Y las personas, en la "Vara" (refugio) que Yima hizo, vivieron la más feliz de las vidas.

Entonces, según el mito, Ahura Mazda asesora a Yima para que construya un refugio en forma de caverna subterránea de varios niveles, de 3 km de largo y 3 km de ancho (medida del picadero). Debía llevar a los mejores especímenes de hombres y mujeres, y dos ejemplares de cada animal, aves y plantas, y además aprovisionarlo con alimentos y agua recogidos durante el verano anterior. Yima crea el recinto cual alfarero que trabaja la arcilla, construye calles y edificios, y lleva a 1.900 personas que vivieron felices en las cuevas, las cuales tenían "ventanas con iluminación artificial".

Por otro lado (de la Tierra), la cultura de los Hopis tiene un mito muy similar, casi complementario, en el que la humanidad es destruida en varias ocasiones por sus dioses mediante catástrofes climáticas, salvando sólo a un grupo de justos y respetuosos de Taiowa, su divinidad. Para salvar a estos justos, en dos de las tres destrucciones, el grupo de los elegidos es trasladado y enviado junto con el "Pueblo de las Hormigas", un grupo de seres que vivían en ciudades subterráneas.

La narración del mito hopi, en la primera destrucción, dice lo siguiente:

entre todos los seres humanos de diferentes razas y lenguas quedaban unos cuantos que en cada grupo aún acataban las leyes de la Creación. Sótuknang buscó a éstos. Llegó con el sonido de un poderoso viento; se manifestó delante de ellos y dijo:

-He observado el estado de las cosas. No es bueno. Es tan malo que lo discutí con mi Tío, Taiowa. Hemos decidido destruir el mundo. Hay que crear otro, para que puedan volver a empezar. Ustedes son los que hemos escogido para ello. Irán a cierto lugar. …

Cuando terminaron de llegar los últimos, Sótuknang los llevó a un enorme montículo en el que vivía el Pueblo de las Hormigas. Pisó el techo y ordenó al Pueblo de las Hormigas que abrieran su hogar. Al destaparse la cima del hormiguero, Sótuknang dijo a los seres humanos:

-Ahora entrarán en esta kiva de las Hormigas. Ahí estarán seguros cuando destruya el mundo. Mientras permanezcan aquí quiero que aprendan una lección de este Pueblo de las Hormigas. Recogen alimento durante el verano, en previsión para el invierno. Se mantienen frescas cuando hace calor y calientes cuando hace frío. Viven en paz unas con otras. Obedecen el plan de la Creación.

Así, los seres humanos descendieron a vivir con el Pueblo de las Hormigas.Cuando todos estaban seguros y acomodados, Taiowa ordenó a Sótuknang que destruyera el mundo. Sótuknang lo hizo que lloviera fuego sobre él. Abrió los volcanes. El fuego brotó de arriba, de abajo y de todo alrededor. La tierra, las aguas y el aire se tornaron un solo elemento, fuego. No quedó nada, salvo los seres humanos refugiados en la seguridad del seno de la Tierra. Ese fue el fin de Tokpela, el Primer Mundo.

Mientras sucedía todo esto, los seres humanos vivían felices con el Pueblo de las Hormigas bajo la superficie de la Tierra. Sus hogares eran iguales a lo que estaba destruyéndose arriba. Había habitaciones donde vivir y dondealmacenar la comida. También había luz para ver. Los diminutos trozos de cristal entre la arena del hormiguero habían absorbido la luz del Sol. Al utilizar la visión interior del centro detrás de sus ojos, el reflejo les alcanzaba muy bien para ver.

Pero puntualmente, la narración de la destrucción del segundo mundo es muy especial, ya que se hizo a través de una fuerte helada global:

Sótuknang volvió a presentarse y dijo: "Mi Tío, Taiowa, y yo hemos decidido destruir el Segundo Mundo en cuanto logremos colocar en un lugar seguro a ustedes, que aún tienen la canción en sus corazones."

Una vez más, como en el Primer Mundo, Sótuknang acudió al Pueblo de las Hormigas para que abriera su mundo subterráneo a los seres humanos escogidos por él. Cuando hubieron quedado a salvo bajo la tierra, Sótuknang ordenó a los gemelos Poqánghoya y Palongauhoya que abandonaran sus puestos en los extremos norte y sur del eje del mundo, donde estaban apostados para conservar la rotación correcta de la Tierra.

En cuanto los gemelos abandonaron sus puestos, el mundo, sin nadie que lo controlara, perdió el equilibrio, giró fuera de control y dio dos vueltas completas.Las montañas se desplomaron a los mares y el agua.
Los océanos y los lagos se vertieron sobre la tierra. El mundo flotó a través del espacio frío y desprovisto de vida, convirtiéndose en hielo sólido. Así fue el final de Tokpa, el Segundo Mundo.

Durante muchos años todos los elementos que habían conformado el Segundo Mundo permanecieron congelados en un bloque de hielo inmóvil y sin vida. No obstante, los seres humanos eran felices y estaban calientes en el mundo subterráneo del Pueblo de las Hormigas.

Por si los textos no han sido lo suficientemente explícitos en su exposición, lo resumo a continuación. Tanto el mito mazdeista como el hopi hablan de:

  • unas cuevas subterránea
  • creadas para salvar a un grupo de humanos
  • especialmente elegidos
  • para que ellos sean los que repueblen la tierra
  • mientras todo el resto de la humanidad sucumbe
  • por causa de una gran helada/glaciación
  • para ello se aprovisionan con alimentos y agua
  • recogidos durante el verano anterior
  • y contando con la iluminación de cristales/ventanas luminosos
  • los seres humanos vivieron felices en las cuevas subterráneas

Si bien se trata simplemente de tradiciones – cuentos antiguos -, cual es la probabilidad de que estas dos culturas, tan remotas en todo sentido, puedan crear dos historias tan idénticas, sin que haya habido ninguna interrelación entre ellas?

No obstante es posible que, aún siendo hipotéticamente un mismo mito en dos versiones distintas, estos sean sólo eso y no tenga ningún basamento en hechos históricos. Pero en cualquier caso, que bien se ajustan la ciudad subterránea deDerinkuyu y el paisaje de Capadocia a los relatos! Tal como en el mito hopi, las chimeneas de Capadocia hacen perfectamente de hormigueros con una tapa en la entrada a las cuevas!

Chimeneas de las hadas en Capadocia (pilares cónicos de roca volcánica coronados de basalto)





No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net

SHREE SAI SANKIRTAN MALA

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net