EL DESPERTAR SAI
EL DESPERTAR SAI: YOGA Y EVOLUCION DE LA CONCIENCIA YOGA Y EVOLUCION DE LA CONCIENCIA - EL DESPERTAR SAI

SEGUIDORES SAI EN GOOGLE

SI GUSTAS DEJAR UN COMENTARIO

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net
EN VISTAS DINÁMICAS ABRE MÁS RÁPIDO LA PÁGINA

Un momento por favor, cargando... Om Sri Sai Ram Om Sri Sai Ram Om Sri Sai Ram

SAI NARAYAN HARI
Ir a descargar


HARE KRISHNA HARE KRISHNA KRISHNA KRISHNA HARE HARE
HARE RAMA HARE RAMA RAMA RAMA HARE HARE


MENU DE ENTRADAS



CAMBIAR TAMAÑO DE LETRA MAYOR  O MENOR 

OPRIME SI NO ALCANZAS A VER BIEN EL TEXTO DE LAS PUBLICACIONES,
OPRIME LA TECLA + PARA AMPLIAR EL TEXTO A TODA LA PANTALLA, OPRIME - PARA REGRESAR A LO NORMAL.

lunes, 22 de septiembre de 2014

YOGA Y EVOLUCION DE LA CONCIENCIA

YOGA Y EVOLUCION DE LA CONCIENCIA


 

INTRODUCCION:

Desde hace medio siglo, una nueva conciencia se introdujo en el mundo del ser humano, una nueva conciencia que solo puede denominarse trascendente y espiritual. Es posible que ya sientas en tu interior que se esta produciendo el cambio. Comienza con una mayor percepción en cuanto a la forma o el rumbo en que avanza nuestra vida. Comenzamos a ser concientes de los hechos fortuitos o "casuales" que ocurren en el momento justo, y que hacen aparecer precisamente a los individuos indicados para dar a nuestra vida un sentido nuevo e inspirador.

Sabemos o intuimos que la vida tiene que ver con un desarrollo espiritual personal, con un proceso de evolución conciente, con una experiencia de aprendizaje en la búsqueda de nuestra Divina perfección.

También sabemos que cuando entendamos como acceder a este proceso de "despertar" y como maximizar su aparición en nuestra vida, la humanidad hará un salto cuántico en este proceso evolutivo hacia una cultura totalmente nueva, la cual ha sido el objetivo de toda la historia en este joven planeta Tierra.

No olvidemos que ese fue el único deseo de los grandes Avatares, Profetas o Maestros Iluminados; el de despertar a la humanidad hacia un estado más elevado de conciencia. Tal vez este propósito ni siquiera fue entendido por las religiones que de estos Maestros crearon sus seguidores.

DESARROLLO:

El proceso evolutivo es el proceso de desarrollo de la conciencia. Los árboles son más concientes que las rocas; los animales son más concientes que los árboles; el ser humano es más conciente que los animales, y los Budas (seres despiertos, iluminados) son más concientes que los seres humanos. La cualidad del Buda, la conciencia del Cristo y la iluminación apuntan a lo mismo; el florecimiento de la conciencia total. La materia es totalmente inconciente; un Buda (o Ser Iluminado) es totalmente conciente y el ser humano se encuentra en algún punto intermedio; ya no es un animal pero tampoco es un Dios; ya no es lo que fue y no es aun aquello en lo cual se puede transformar.

La evolución inconciente finaliza al aparecer el ser humano, y comienza la evolución conciente. Pero esta evolución conciente no comienza necesariamente con cada hombre en particular, sino con quién elige este proceso evolutivo; con quien acepta el desafío de buscar y realizar su naturaleza divina.

La vida significa movimiento. Es imposible permanecer estancados; o evolucionamos hacia un nivel de conciencia más elevado o bien retrocedemos (involucionamos). Nosotros elegimos, somos responsables y protagonistas de nuestro destino. No podemos no elegir, y aun el no elegir es una sutil elección.

La mayoría de las personas (hasta ahora) busca el olvido y con este un regreso a la inconciencia. En este deseo de evadirse de su esencia se valen del alcohol y las drogas; del trabajo; del sexo desmedido y de la sobreestimulación sensorial. Solo unos pocos deciden emprender el camino hacia un nivel de conciencia mas elevado.

Con este objetivo (tal vez la única meta de valor y significado existencial) el yoga podría tomar el relevo, allí donde la psicología occidental se detiene. Si la psicología de Freud es una psicología de la patología, y la psicología de Maslow es una psicología del hombre sano, el yoga podría ser la ciencia y disciplina capaz de despertarnos hacia un estado transpersonal; hacia un estado de conciencia trascendente; hacia un estado de Ser Iluminado. Vivimos en una sociedad donde prima el tener y el hacer sobre el ser; pero este camino es una cuestión de crecimiento espiritual; es una cuestión de solo ser. La ciencia del yoga es un intento de empujarnos hacia nuestra propia evolución interna; hacia la realización última de nuestro potencial (nuestra semilla de conciencia iluminada).

La evolución inconciente es necesaria solo hasta el momento en que lo conciente nace. El hombre ha llegado a ser conciente. En cierto modo a trascendido a la naturaleza. Ahora la naturaleza nada puede hacer: la evolución natural ha entregado su producto final. Ahora el hombre tiene la libertad de disidir si evoluciona o si no evoluciona.

También, vale destacar que la evolución inconciente es colectiva; pero en el momento en que la evolución llega a ser conciente, se transforma en algo individual (un proceso personal); en una elección de la cual somos los únicos responsables. Al decidir evolucionar de manera conciente e individual, estamos aceptando un camino de esfuerzo y disciplina que nos hace dignos del progreso logrado en la búsqueda de nuestro Ser Iluminado.

El Dr. Wayne W. Dyer en su libro "Tus zonas mágicas" nos dice en más de una oportunidad que somos seres espirituales teniendo una experiencia humana. Una vez que tomamos conciencia de nuestra esencia espiritual, no podemos ignorar el llamado hacia la autorrealización.

Llegado a este punto cabe preguntarse cuales son los métodos o herramientas que nos permitan de una manera pragmática lograr esta evolución o revolución interior que nos lleve a estados de conciencia más elevados. En este trabajo hablaremos de la práctica del yoga como medio para tal fin.

En la actualidad sobreviven del yoga, sobre todo, los ejercicios físicos que ayudan a lograr un estado vital más relajado y equilibrado, pero al retroceder a las enseñanzas originales como punto de partida, revelamos que el yoga no es solo una serie de ejercicios físicos; sino lo que podríamos llamar "la ciencia del alma".

El sabio Patanjali, fue quien hizo el primer escrito de yoga, donde recopiló la información de esta milenaria disciplina en 196 sutras (o aforismos). Se lo considera el primer "científico del alma", padre del Raja Yoga o "sendero real", que utiliza las posturas y la respiración principalmente como medios para alcanzar estados más elevados de conciencia. Patanjali enfoca la práctica del yoga como medio para un mayor autoconocimiento y autorrealización.

El yoga entendido de esta manera constituye la ciencia de la unión del pequeño ser individual con el elevado Ser Universal. El yoga no es un sistema de creencias o una religión, ni siquiera una filosofía, sino una metodología extremadamente práctica para expandir de modo sistemático la mente conciente. Yoga es la ciencia que permite superar las creencias y los programas internos autodestructivos y limitantes que hacen que la vida individual permanezca atada (apego) a las experiencias del estado de conciencia burdo; es decir, el estado en que la vida es alternadamente feliz y triste; amable y detestable; sana y enferma.

Esta dualidad que enferma y debilita al ser humano es producto de la identificación con la "personalidad", con esa estructura mental llamada ego que nos mantiene dormidos bajo el manto de la ilusión.

El yoga provee una escala sistemática para ascender desde el estado de conciencia burda o dual hacia el estado de Conciencia Unificada, conocido como "plena iluminación".

Patanjali fue un ser iluminado que escribió Los Yoga Sutras, unos cinco siglos antes del nacimiento de Jesucristo. Su texto sobre yoga fue diseñado para ayudar a los seres humanos a elevarse a este estado de perfección.

Los Yoga Sutras de Maharsi Patanjali son la formulación más concisa en la historia de las mecánicas del crecimiento de la conciencia. Ellos presentan un entendimiento sistemático y completo de las transformaciones psicológicas, emocionales, físicas y energéticas que ocurren cuando un individuo desarrolla la iluminación plena. Este proceso de desarrollo se llama ascensión de la conciencia, o elevarse más allá de las limitaciones de la ignorancia.

Yoga, la verdadera meditación y los yogasutras son, de hecho, dirigidos al Ser (a nuestro verdadero yo): ellos dirigen a cualquiera que los practique hacia la conciencia del Ser. El ser derivado de la personalidad es una falsa construcción creada por el ego. Es una creencia en la limitación del alma individual apegada al sufrimiento, la muerte y la ignorancia.

A diferencia de este yo; ser o ego, el Ser es la chispa individual de Dios dentro de todos. Esta presencia divina existe dentro de cada corazón humano y este es el Ser que los Yoga Sutras nos enseñan a conectar.

Llegar a la Iluminación o a un estado de Conciencia Unificada, no es otra cosa más que vivir en continua comunión con esta divinidad interior. Los frutos del individuo moviéndose hacia la Divinidad Interior son: paz, amor, salud, gozo y vida. La perfección está adentro de cada ser humano, el tesoro esta adentro, todas las respuestas están adentro, lo buscado está adentro y de allí que el yoga nos guíe a la auto observación y mirada interior. Como dice Carl Jung: "el que mira hacia afuera sueña; el que mira hacia adentro despierta". El yoga seria una invitación a partir de diferentes técnicas pragmáticas (ciencia) a mirar hacia adentro para poder así despertar hacia estados de conciencia más elevados; de la ilusión del ego a la realidad del Ser.

Conforme el crecimiento de la conciencia procede, cada área de la vida se desarrolla (corazón, mente, cuerpo entorno). Así, Yoga propiamente entendido, no es un sistema para renunciar a la vida, sino un sistema para agregarle a la vida.

En su libro el sendero del yoga Osho nos dice: "… el yoga es una metodología par revelar la verdad. El yoga es un método para alcanzar una mente no soñadora. El yoga es la ciencia para estar en el aquí y ahora". El yoga es un giro hacia el interior. Cuando no vas hacia el futuro o hacia el pasado, entonces comienzas a dirigirte hacia tu interior; porque tu Ser está aquí y ahora. El yoga es una ciencia pura, es la matemática pura del ser interior. El yoga es pragmático, experimental, un experimento interno.

Se trata de un enfoque existencial. No alcanzarás la verdad a través de creencias, sino de tu propia experiencia, de tu propia realización. Con la práctica sufrirás un cambio total, se va a crear algo nuevo. Así que el yoga es tanto una muerte como una nueva vida. Deberá morir lo que eres para que pueda nacer lo nuevo (muerte y resurrección).

Patanjali nos enseña que el corazón (y no la cabeza) es nuestro centro y nos describe las leyes esenciales del Ser, las leyes de su transformación, las leyes de como morir y como renacer, las leyes sobre un nuevo orden de Ser. Su lenguaje es exacto y ofrece máximas que son solo indicaciones de lo que hay que hacer para que se manifiesten los resultados.

Entendido de esta manera, el yoga es una disciplina, es algo que hay que hacer, y si no es una disciplina no es nada.

En su libro Raja Yoga, el camino real, Sri Swami Rama define este sendero como la disciplina que nos conduce hacia un estado supremo de conciencia del Ser. También coincide en que es una búsqueda práctica, sistemática y científica hacia la propia transformación e iluminación espiritual.

La enseñanza principal del yoga se basa en que la naturaleza íntima del hombre es divina, pero el no lo sabe y se identifica con el cuerpo y el intelecto. El yoga nos libera de esta ilusión, llevándonos a la experiencia directa de nuestro ser íntimo, de la verdadera identidad. Los Yoga Sutras de Patanjali están divididos en cuatro padaas o capítulos. El primero se ocupa de samadhi, el estado de toma de conciencia de uno mismo; el segundo, de los medios prácticos a través de los cuales esto se logra; el tercero de los poderes que se manifiestan en la persona que sigue el camino del yoga (yogui), y el ultimo capitulo se ocupa de la liberación espiritual, o kaivalya.

Pasando al marco de la práctica o técnica que nos permita evolucionar nuestra conciencia hacia estados más elevados, vamos a mencionar que al Raja Yoga, Camino Real o Yoga de Patanjali, también se lo conoce como Ashtanga Yoga (o el camino de los ocho pasos). Describe los medios para llegar a la toma de conciencia de Uno Mismo.

Consiste en ocho angas o miembros:

  • Yama: Se las podría definir como conductas sociales o actitudes para con los demás (disciplina ética)
  1. Ahimsa: no violencia; no agresión; no causar daño alguno.
  2. Satya: ser sincero; decir la verdad (sin violencia).
  3. Asteya: disfrutar de lo propio (no robar)
  4. Brahmacharya: ser moderado en los placeres sensuales y sexuales (aqui podríamos situar como un extremo al celibato o al sexo tántrico que propone el orgasmo sin eyaculación)
  5. Aparigraha: austeridad, no codicia, poseer lo justo y necesario.
  • Niyama: Se las podría definir como conductas personales o actitudes para con uno mismo. (auto observación)
  1. Saucha: pulcritud, higiene, limpieza (tanto externa como interna)
  2. Santosha: la complacencia, aceptarse como se es, la alegría de vivir.
  3. Tapas: la disciplina, esfuerzo por superarse.
  4. Svadhyaya: estudio de uno mismo, autoconocimiento.
  5. Ishvara-pranidhana: reconocer una Energía superior a la propia, sumisión a lo absoluto.
  • Asanas: posturas para focalizar la conciencia y contemplar el interior (la postura debe ser firme y cómoda)
  • Pranayama: respiración conciente para regular el flujo del prana o energía vital.
  • Pratyahara: replegar los sentidos hacia adentro, controlar y focalizar los sentidos hacia el interior.
  • Dharana: concentración; los poderes de la mente se dirigen hacia un solo objeto.
  • Dhyana: meditación, el cese de la mente (del dialogo interno).
  • Samadhi: estado de paz; sabiduría y felicidad espiritual.
El Raja Yoga es por lo tanto una disciplina sistemática y científica que conduce a la verdad última; enseña como ser; fomenta el discernimiento y conduce a la liberación espiritual. Con la práctica, podemos verificar nosotros mismos esta hipótesis central: que nuestra verdadera naturaleza es divina. La ciencia yoga es el alma de todas las ciencias y todas las filosofías. Es concreta y sistemática, y conduce a la mayor fuente de conocimiento, que es el conocimiento intuitivo (el maestro interior).

Vale aclarar que incluso el yoga Físico o técnicas externas que conforman el Hatha yoga (asanas, pranayamas y pratyahara) bien entendido y practicado nos llevan a un estado de meditación.

Godfrey Devereux en su libro Yoga Dinámico escribe: "El Hatha Yoga clásico es por naturaleza dinámico. Ello se manifiesta, externamente, en un flujo ininterrumpido entre las diversas posturas, y en la relación existente entre postura, respiración y meditación… Son estas cualidades dinámicas las que hacen del Hatha Yoga meditación en acción.

En la misma línea y en defensa del "yoga físico" el gran maestro B.K.S. Iyengar nos explica en su libro "El arbol del yoga" que la práctica de asana; pranayama y prathyahara conduce a dharana; dhyana y samadhi. Las tres primeras se denominan sadhana, lo que podemos practicar y las tres últimas son el resultado de dicha práctica. El también en el capitulo "La hondura de asana" nos enseña que con la practica bien entendida, las ocho angas o miembros del yoga están integrados, logrando un estado de meditación en la misma postura.

El maestro K. Pattabhi Jois enseñó que el yoga es 99% práctica: "Practica y todo llegara".

CONCLUSION:

En algún momento de la vida somos presa del siguiente interrogante: ¿Cual es el sentido de la vida?; ¿de dónde venimos y adonde vamos?.

Podríamos decir que como seres espirituales, teniendo una experiencia de vida humana en el plano físico de este planeta Tierra, tenemos como fin evolucionar hacia estados de conciencia más elevados. De esta manera la vida se presenta como una posibilidad de aprender las lecciones que nos faltan en este desarrollo evolutivo. Existe la posibilidad que elijamos donde, cómo y cuándo nacer para cumplir con la misión a la que venimos.

De esta manera somos responsables de lo que nos pasa (o deja de pasar) y cada situación de vida es una lección para nuestro crecimiento y desarrollo espiritual. Claro está, que esta visión de la vida en general y de nuestra existencia en particular sólo la pueden tener seres que ya están en un estadio evolutivo intermedio, conocido como Conciencia Sutil o transpersonal.

Existen teorías que dicen que la humanidad está entrando en un momento histórico crítico, en el cual hay que dar un salto evolutivo en la conciencia de la raza humana. Las revoluciones sociales, políticas y económicas han fracasado porque lo que se cambia es la forma y no el contenido. La revolución verdadera y necesaria es la interior y personal. También se sabe que por el efecto de "masa critica", basta que una determinada cantidad de seres humanos despierten y asciendan a estados de conciencia más elevados, para que se produzca un efecto de tipo "reacción en cadena".

Pero como mencionamos al comienzo de este trabajo, esta evolución de la conciencia no se produce de manera pasiva, sino que por el contrario, es producto de la decisión y esfuerzo personal de cada individuo. Elegimos evolucionar y somos concientes que tal fin, (tal vez el único fin verdadero) requiere esfuerzo sistemático y disciplina.

A la hora de preguntarnos cuáles son los medios o herramientas que disponemos para evolucionar, nos encontramos con una ciencia milenaria como el yoga, que nos propone a partir de la práctica de sus ocho miembros (ashtanga), entrar en contacto con nuestra naturaleza espiritual.

El primer paso sería descubrir lo que no somos; morir a esa imagen falsa de nosotros mismos llamada personalidad; ego o yo ficticio, para renacer a lo que realmente somos. Así, el yoga se convierte en una disciplina que nos permite encontrarnos con nosotros mismos, con nuestro verdadero Ser o esencia divina.

Cuando por medio de la práctica de las diversas técnicas, cesa la mente, se detiene el dialogo interno, se revela nuestro ser interior. Evolucionamos desde un estado de Conciencia Burda hacia un estado de Conciencia Sutil o Transpersonal, y desde éste a la Conciencia del Sabio o Iluminado. Esta disciplina integra y equilibra nuestro cuerpo mental, emocional, físico y energético. Nos conecta con nuestro Ser Interior y con el Ser Cósmico.

Tal vez este sea el primer y último sentido del yoga. Tal vez el yoga resuma todo lo que se puede hacer para tal fin. 

Profesorado de Yoga - Yoga Kai 2007

Autor: Martín Cebrero Mail: 
martincebrero@hotmail.com


 

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA:

 

 
  • James Redfield (La novena revelación).
  • Osho (Psicología de lo esotérico).
  • Osho (El sendero del yoga).
  • Maharishi Sadashiva Isham (Iluminación).
  • Sri Swami Rama (Raja yoga, el camino real).
  • Patanjali (Yoga Sutras, clásicos esotéricos).
  • Godfrey Devereux (Yoga dinámico).

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net

SHREE SAI SANKIRTAN MALA

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net