EL DESPERTAR SAI
EL DESPERTAR SAI: Simbolismo Iniciático: Las diez vírgenes Simbolismo Iniciático: Las diez vírgenes - EL DESPERTAR SAI

SEGUIDORES SAI EN GOOGLE

SI GUSTAS DEJAR UN COMENTARIO

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net
EN VISTAS DINÁMICAS ABRE MÁS RÁPIDO LA PÁGINA

Un momento por favor, cargando... Om Sri Sai Ram Om Sri Sai Ram Om Sri Sai Ram

SAI NARAYAN HARI
Ir a descargar


HARE KRISHNA HARE KRISHNA KRISHNA KRISHNA HARE HARE
HARE RAMA HARE RAMA RAMA RAMA HARE HARE


MENU DE ENTRADAS



CAMBIAR TAMAÑO DE LETRA MAYOR  O MENOR 

OPRIME SI NO ALCANZAS A VER BIEN EL TEXTO DE LAS PUBLICACIONES,
OPRIME LA TECLA + PARA AMPLIAR EL TEXTO A TODA LA PANTALLA, OPRIME - PARA REGRESAR A LO NORMAL.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Simbolismo Iniciático: Las diez vírgenes

Simbolismo Iniciático: Las diez vírgenes

11-ernest-karlovich-lipgart-the-parable-of-the-wise-and-foolish-virgins
Obra: "The Parable of the Wise and Foolish Virgins" ("La parábola de las vírgenes prudentes y las vírgenes insensatas")
Autor: Ernest Karlovich Lipgart
Año: 1886

Dice el Nuevo Testamento: "Entonces el Reino de los Cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al novio. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!

Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. Y las insensatas dijeron a las prudentes: dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas.

Pero mientras ellas iban a comprar, vino el novio; y las que estaban preparadas entraron con él a la boda; y se cerró la puerta. Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco. Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir".


En esta bella parábola bíblica se habla de diez vírgenes, que están representando a la humanidad en su conjunto (el número "10" alude a esta totalidad). Todas ellas "duermen" esperando al "novio" pero solamente cinco de ellas han sido precavidas y han guardado aceite para sus lámparas, mientras que las otras cinco no lo han hecho.

Detengámonos en la lámpara como símbolo. Este es un instrumento que nos proporciona luz en la oscuridad y por lo tanto está destinada a iluminar. Pero la lámpara por sí sola no sirve pues necesita combustible (aceite) para que permanezca encendida.

Todos los seres humanos (las vírgenes, en este relato) cuentan con una lámpara pero no todos poseen el aceite suficiente (la preparación espiritual) para que ésta pueda mantenerse prendida cuando llegue el momento. Y este momento está dado con la aparición del novio (el Cristo, el maestro interno), que precede al Reino de los Cielos (la Iniciación, la Iluminación). En este Reino simbólico no se necesitan lámparas porque el propio Cristo es (y así lo declaró) "la Luz del Mundo", asegurando que "el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida". (Juan 8:12)

El proceso iniciático es lento, por lo tanto el novio tarda en llegar, puede tardar y tardará, pero eso no debe desanimarnos ya que nuestra preparación consciente es la única que nos puede asegurar nuestro ingreso en el templo, en ese espacio donde se realizará la boda mística (es decir, la "coincidentia oppositorum", la unión de los opuestos). En el relato bíblico, de las diez vírgenes, hay cinco (las discípulas, aquellas que han sido disciplinadas) pueden entrar en el templo donde se realizará la fiesta nupcial mientras que las otras cinco (las profanas) tendrán que permanecer delante (pro) del Templo (fanum).

Toda esta historia no es ajena a cada uno de nosotros, ya que el templo donde se celebra la boda no es otro que el corazón humano, considerado como el espacio sagrado, el eje y también como el atanor (horno) donde se produce la Gran Obra alquímica. En este sentido, decía Cattiaux: "No hay más que un templo de Dios, es el corazón del hombre. Todo lo demás es como un disfraz que sólo contenta a los mediocres ciegos e incurables". (1)

El camino discipular implica una vigilancia activa, una atención plena, del mismo modo que el gallo representa esa preparación paciente y diligente para la llegada del sol del nuevo día.

Tal como asegura un axioma iniciático: "Cuando los oídos del discípulo estén preparados para oír, será el momento de que llegue el Maestro a llenarlos de sabiduría". Ni antes, ni después: en el momento exacto. Esto significa que es el discípulo quien debe mantener encendida la llama del corazón, sin desfallecer y prepararse pacientemente hasta alcanzar el estado de conciencia que le permita entrar en común unión con el Maestro (2).


"El Esposo de tu alma ansía entrar. Florece: Él no vendrá hasta que los lirios florezcan" (Ángelus Silesius)


Otras representaciones artísticas de las diez vírgenes

11-tdiez
Obra de Victor Delhez

11-tues_greekfrescoImagen de cristianismo ortodoxo

11-the-wise-and-foolish-virgins-1859Obra de Edward Burne-Jones

11-ten-virgins
La preparación de las cinco vírgenes prudentes se indica con las vestimentas blancas, que evidencian su derecho a entrar en el Templo, en el que el propio Cristo actúa como Guardián del Umbral.


Notas del texto

(1) Cattiaux, Louis: "El mensaje reencontrado"
(2) Es necesario evitar las interpretaciones literales de todo esto, ya que -si bien pueden aparecer "maestros" externos, instructores, guías, etc.- el entendimiento último de esto pasa por aceptar que el  verdadero Maestro (Sat-Gurú) reside dentro de nosotros mismos y que toda esta simbología alude a un proceso de purificación interior.

FUENTE: http://phileasdelmontesexto.com/simbolismo-iniciatico-las-diez-virgenes/

phileasdelmontesexto.com
Obra: "The Parable of the Wise and Foolish Virgins" ("La parábola de las vírgenes prudentes y las vírgenes insensatas") Autor: Ernest Karlovich Lipgart Año: 1886 Dice el Nuevo Testamento: "Entonces el Reino de los Cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al novio. Cinco de ellas eran prudentes y cinco …

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net

SHREE SAI SANKIRTAN MALA

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net