EL DESPERTAR SAI
EL DESPERTAR SAI: EDUCARE Y LOS 5 ELEMENTOS
Un momento por favor, cargando... Om Sri Sai Ram Om Sri Sai Ram Om Sri Sai Ram

SAI NARAYAN HARI
Ir a descargar


HARE KRISHNA HARE KRISHNA KRISHNA KRISHNA HARE HARE
HARE RAMA HARE RAMA RAMA RAMA HARE HARE

MENU DE ENTRADAS

cambiar tamaño de letra mayor o menor
OPRIME SI NO ALCANZAS A VER BIEN EL TEXTO DE LAS PUBLICACIONES, OPRIME LA TECLA + PARA AMPLIAR EL TEXTO A TODA LA PANTALLA, OPRIME - PARA REGRESAR A LO NORMAL.

LA SUPER CIENCIA DEL GAYATRI

miércoles, 30 de septiembre de 2009

EDUCARE Y LOS 5 ELEMENTOS

Om Sai Ram

" Educare y los cinco elementos "

"Sathya Sai Educare" es la esencia de todas las enseñanzas del Avatar. Es por ello evidente que el mensaje de Bhagavan no es distinto para gente distinta, hay un solo mensaje para toda la humanidad. Se puede decir por ello que "Educare" es el único Veda para el Siglo XXI. Es el que capacita al hombre para que comience su viaje desde los muchos a uno.
Bhagavan Baba ha estado señalando por mucho tiempo, diciéndonos que los cinco grandes valores están dentro de nosotros. Siempre nos recuerda que la Divinidad es residente en nuestro interior. Nos ha dicho que no hay un centímetro en este Universo donde Él no exista. La Divinidad permea el universo. Sólo debemos estar concientes de ello y manifestar Divinidad en nuestras vidas.
El mensaje de "Educare" es el plano final del Avatar de la era, para generar el carácter espiritual, trascendiendo toda diferencia de casta, color, credo y religión. Es la respuesta completa a todos los problemas a los que se enfrenta hoy la raza humana. Es la primera vez en la historia de la humanidad que un Avatar ha descrito la verdadera naturaleza divina del hombre y que también lo ha hecho darse cuenta de su verdadera relación con la totalidad del cosmos. Educare llenará todos los huecos en la comprensión del hombre y de la creación entera.
Empecemos por el principio, para entender el Mensaje Divino de Educare. Observando las vidas que vivimos, vemos que a sabiendas o no, Dios ha sido mantenido fuera de ellas por nosotros. De modo que lo primero que tenemos que hacer es traer a Dios de nuevo a nuestras vidas. El significado interno, es creer que somos Dios, eso es lo que Sai Baba quiso decir cuando El anunció que El ha venido a demostrar que "Somos Dios", este es el propósito de la vida. Bhagavan Baba dice que el propósito de la vida es volver al lugar de donde hemos venido. De Dios hemos venido y a Dios hemos de volver. Realizar que "Somos Dios". Esta es la filosofía que subyace en Educare.
Mientras aumenta la vibración del planeta, la conciencia individual tendrá una oportunidad de elevarse con ella y hacerse más conciente de las fuerzas espirituales internas y las que rodean a todas las formas de vida.. La compasión es la apertura del centro del corazón y un llamado al servicio, muy pronto, fuerzas espirituales elevadas se moverán sobre este planeta dando a cada uno la oportunidad de moverse hacia más altos niveles de conocimiento.
Así, iniciamos un viaje hacia nuestro interior y nos hacemos concientes del Centro Divino en nuestro interior. Con un giro creciente hacia el espíritu interno, empezamos a compartir nuestro Amor y nuestra Paz con todos. Este amor es capaz de producir fuertes vibraciones globales para energizar al mundo entero. Así, empezamos a trepar la escalera ascendente de nuestra evolución espiritual y nuestra voluntad confluye con la voluntad Divina.

"La palabra 'Educare' tiene un significado interno sagrado. Aquello que es manifestado por 'Educare' no puede ser visto por los ojos, no puede ser oído por los oídos y no puede ser percibido por la mente. Sin embargo, todo aquello que la educación confiere puede ser visto, oído y percibido. La educación fomenta los deseos y conduce al renacimiento, mientras que 'Educare' confiere inmortalidad..
La palabra 'Educare' significa extraer aquello que está adentro. O sea extraer los valores humanos, a saber, Verdad, Rectitud, Paz, Amor y No violencia (Sathya, Dharma, Shanti, Prema y Ahimsa), que se hallan ocultos en cada ser humano. Uno no puede adquirirlos desde afuera; tienen que ser extraídos desde adentro. Pero como el hombre ha olvidado sus valores humanos innatos, es incapaz de manifestarlos.
'Educare' significa extraer los valores humanos. 'Extraerlos' consiste en transformarlos en acción. La manifestación de los valores humanos latentes se conoce como 'Educare'.
En esta era de Kali, Dios ha dado la fortaleza suficiente a cada ser humano para fomentar todos los cinco valores. Es el mandato de Dios que el hombre promueva los valores humanos y salvaguarde al mundo. Éste es el significado interno de propagar los valores humanos. El hombre no necesita esperar a que Dios fomente estos valores. Se lo ha dotado con la fortaleza para hacer lo mismo. Estos cinco valores son vuestras propiedades. Es su responsabilidad protegerlos. No esperen que otros salvaguarden su propiedad." Sai Baba (26 de septiembre 2000)

¿Cuál es el significado fundamental de Educación?
"La palabra se deriva de la raíz latina Educare. ¿Qué significa? Significa extraer lo que está adentro. ¿Qué ha de ser extraído? Cada forma de conocimiento y capacidad se halla latente en el hombre. Él está dotado de todos los tipos de potencialidades: físicas, mentales, espirituales y éticas. El verdadero objetivo de la educación es hacer explícitos los poderes innatos del hombre. Éstos son de dos tipos. Uno se relaciona con el conocimiento de las cosas externas, y el órgano que manifiesta este poder es la cabeza (el cerebro). Y el órgano que nos permite extraer el conocimiento interno es el corazón. El primero está relacionado con la existencia física, mientras que el último lo está con el saber superior o la vida en su verdadero sentido. La vida se volverá ideal sólo cuando ambos tipos de conocimiento se manifiesten en armonía." Sai Baba (22 de noviembre, 1999)
"Hay dos clases de estudio: el que mira hacia adentro y el que mira hacia fuera. Aquello que aprenden de memoria y arrojan en sus hojas de exámenes es el estudio que mira hacia fuera. Por otro lado, el llevar vuestros estudios al corazón, sentir su plenitud y experimentar su bienaventuranza es el estudio que mira hacia adentro. Éstos han sido diferenciados mediante los términos Educación y 'Educare'. Vuestro objetivo debería ser adquirir 'Educare' y no mera educación." Sai Baba (4 de abril, 2001)
"Los Vedas enseñaron dos clases de códigos de rectitud (Dharma). Uno se denomina 'Pravriti' y el otro se denomina 'Nivriti'. 'Pravriti' (la senda externa) se relaciona con las actividades mundanas. Prescribe las cualidades necesarias para llevar una vida en el mundo terrenal. Y 'Nivriti' (la senda interna) enseña el conocimiento del Ser. Aquel que conozca la diferencia entre ambos es un valiente. 'Pravriti' (la senda externa) indica cómo ha de llevarse a cabo cualquier tarea en particular. 'Nivriti' (la senda interna) indica en qué estado mental ha de realizarse la tarea." Sai Baba (5 de abril, 1998)

Los cinco elementos
"Dios lo penetra todo y es el morador interno de todos los seres. Del mismo modo, los cinco elementos, que no son otra cosa que manifestaciones divinas, también lo penetran todo y son todopoderosos. El mundo está saturado por los cinco elementos, enlazado por los cinco elementos y funciona debido a los cinco elementos. No puede funcionar si falta tan solo uno de los elementos. Nadie puede comprender el poder de estos elementos. Sin embargo, cada hombre debe conocer necesariamente el significado de estos elementos. Sólo es bendito y meritorio aquel que comprende su significación y actúa en consecuencia. Es el deber obligado de cada hombre reconocer la importancia de estos elementos." Sai Baba (5 de julio, 2001)
"El cuerpo humano está compuesto por cinco elementos: tierra, agua, fuego, aire y espacio. Estos elementos están asociados con los cinco órganos de la percepción, es decir, oído, piel, ojo, lengua y nariz. La presencia o la ausencia de estas cinco facultades de sonido, tacto, vista, gusto y olfato determinan la capacidad de penetración de los elementos. La tierra, que posee los cinco atributos, es en consecuencia bastante pesada y tiene una movilidad muy restringida." Sai Baba (15 de mayo, 2000)

Viaje hacia el interior
"La Divinidad se expresa a Sí misma inicialmente como los cinco elementos: el cielo, el viento, el fuego, el agua y la tierra. La creación entera no es otra cosa que una combinación de dos o más de estos elementos en proporciones variables. Las naturalezas características de estos cinco elementos son: el sonido, el tacto, la forma, el gusto y el olfato; percibidos por el oído, la piel, el ojo, la lengua y la nariz. Ahora bien, como ellos están saturados por lo Divino, tienen que utilizarlos con veneración, humildad y gratitud. Utilícenlos en forma inteligente, para promover vuestro propio bienestar y el de otros; utilícenlos con moderación y con la idea de servir amorosamente a la comunidad y a todos. Los cinco elementos son gratuitos y están plenos de una potencialidad de gran valor. Aprecien la abundancia y la preciosidad. Ustedes saben por experiencia propia que las cantidades excesivas de viento o fuego o agua son perjudiciales para la salud. Beber más agua de la necesaria es una tortura; inhalar más aire es sofocante. El fuego en moderación puede dar calor o servir para calentar y derretir, pero más allá de cierto límite, se convierte en un incendio voraz. Incluso el sonido, más allá de cierto límite, es una calamidad, un arma que puede perturbar y enloquecer a la gente." (Sathya Sai Speaks VI, pág. 142)

Los cinco valores humanos y las cinco envolturas
Sathya Sai Baba ha dicho que los cinco valores humanos corresponden a las cinco envolturas. El Aire Vital y los cinco elementos densos constituyen el cuerpo viviente. Los cuerpos también pueden ser considerados como cinco "envolturas" o "coberturas" (Kosha) de Dios. Estas envolturas son: Anamaya kosha, la envoltura del alimento, que son los cinco elementos que provienen del alimento que constituye la parte material del cuerpo físico. Pranamaya kosha, la envoltura vital, que constituye la parte de energía del cuerpo, los sentidos y la mente, de modo que actúa como enlace entre lo físico y lo psíquico, entre lo denso y lo sutil. Manomaya kosha, la envoltura de la mente. Vijñanamaya kosha, la envoltura de la inteligencia. Anandamaya kosha, la envoltura de la bienaventuranza.

"Verdad (Sathya), viene de Vijñanamaya kosha. Rectitud (Dharma), se corresponde con Anamaya kosha. Paz (Shanti), viene de Manomaya kosha. Amor (Prema), viene de Pranamaya y Manomaya kosha, y No violencia (Ahimsa), viene de Anandamaya kosha." (Sathya Sai Speaks vol. XXVI, pág. 137)
"Entre los cinco sentidos de percepción, los ojos están dotados de inmenso poder. Hay en ellos 4 millones de rayos de luz. Hoy en día, el hombre está utilizando mal sus sentidos y como resultado su cuerpo se debilita día a día. Su tiempo de vida se ve reducido debido a que su visión no es sagrada y debido a los placeres sensuales a los que se entrega. Cientos de miles de rayos de luz de los ojos están siendo destruidos debido a esta visión profana.
Cualesquiera sean las prácticas espirituales que se emprendan, no podrán obtenerse beneficios de ellas si no se tiene control sobre la propia visión. Junto con el control de la visión es necesario tener control de la lengua. Hay trescientas mil papilas gustativas en la lengua. Como el hombre se vuelve esclavo del gusto, consume diversas exquisiteces y en este proceso arruina su lengua. No sólo hace que su lengua pronuncie palabras malas, sino que también hiere los sentimientos de otros utilizando palabras ásperas. Su tiempo de vida se ve más reducido aún debido al mal uso que hace de su lengua de este modo. De la misma manera, todos los sentidos están perdiendo sus poderes porque se les utiliza mal, terminando así prematuramente la vida del hombre. Por lo tanto, en primer lugar el hombre debería controlar sus ojos y su lengua. Cuando éstos dos son controlados, la energía del hombre es revitalizada. El poder que no se puede obtener luego de años de ascetismo se obtiene cuando el hombre utiliza sus ojos y su lengua de un modo sagrado. Por consiguiente, jamás hablen de forma tal que hieran a otros. Por eso les digo a menudo que hablen menos, pero ustedes no toman en serio Mis palabras. Ustedes no logran comprender a qué peligros los expondrá la charla excesiva en el futuro. No vean lo malo; vean lo bueno. Sólo entonces sus ojos obtendrán el poder sagrado mediante el cual podrán visualizar la Forma Cósmica Divina. Las prácticas espirituales proporcionarán beneficios mayores si se controlan los sentidos.
Al descuidar el poder de los sentidos y no hacer un uso correcto de ellos, el hombre se halla bajo la ilusión de que puede obtener beneficios llevando a cabo diversas prácticas que son de naturaleza física y mundana. Pero en realidad no se puede obtener nada de estas prácticas, salvo una satisfacción momentánea. En primer lugar uno debería controlar sus sentidos. Jamás escuchen nada malo. Sólo entonces el poder espiritual crecerá en ustedes cada vez más. ¿Por qué nuestros antiguos sabios y videntes iban al bosque a pasar sus vidas en soledad? Sólo lo hacían para controlar sus sentidos. La verdadera práctica espiritual reside en controlar los propios sentidos." Sai Baba (5 de julio 2001)

Los cinco elementos y la mente
"Debería recordarse, sin embargo, que la mente, el intelecto, la voluntad y el ego están compuestos por los cinco elementos, que son todos emanaciones del Supremo, Ser-Conciencia-Bienaventuranza (Sat-Chit-Ananda). Ésta es la Fuente Primordial de la cual han surgido como innumerables chispas de un fuego." (Sathya Sai Speaks XXI, 2-10-1988)
"El predominante elemento tierra en el hombre lo hala constantemente hacia abajo. Para elevarse por encima del nivel mundano, el hombre tiene que reducir el elemento tierra en sí mismo y aumentar los otros cuatro elementos, aire, fuego, agua y éter. El elemento fuego que ha de ser aumentado, es el Fuego de la sabiduría, (Jñana Agni)" (Sathya Sai Speaks XXV, pág. 339)
"La mente del hombre, debido a su extrema sutileza, es capaz de una inmensa expansión. Pero a causa de los sentidos, la mente siente atracción por una variedad de objetos y personas. Cuando estos objetos llenan la mente, su carácter expansivo se ve reducido. Sólo cuando se reduce la atracción por estos objetos, la mente puede lograr la expansión." (Sathya Sai Speaks XXI, pág. 67)

Los cinco elementos densos
Se produce la creación de los elementos densos (Pancha Bhutas), para constituir el cuerpo y el universo externo. Es decir; el espacio, el aire, el fuego, el agua y la tierra respectivamente. Los cinco elementos densos, según el punto de vista védico, son producidos a partir de los cinco elementos sutiles (Bhuta-matras).
Los cinco elementos densos son: El espacio (Akasha), que se manifiesta como el medio para la conciencia, por así decirlo. El aire (Vayu), que se manifiesta como movimiento, dirección, velocidad y cambio. El fuego (Agni), que se manifiesta como luz, calor, energía, colores y forma. El agua (Jala), que se manifiesta como fluidez. La tierra (Prithvi), que se manifiesta como solidez y estabilidad.
Ellos representan las formas espaciales; gaseosas, luminosas-calóricas, líquidas y sólidas de las materias que componen el cuerpo y la percepción. Que representan diferentes densidades y vibraciones.

"Como saben, hay cinco elementos, que constituyen, mediante sus permutaciones y combinaciones, el mundo llamado Prapancha, el "Constituido por los cinco elementos". El elemento Tierra (Prithvi), posee cinco cualidades, el máximo, y por eso es el más denso. Posee sus propias características especiales de olfato (gandha), así como también las características de los otros cuatro, a saber; tacto (sparsha), gusto (rasa), forma (rupa) y sonido (sabdha). El siguiente, el elemento Agua (Jala), sólo tiene cuatro cualidades, el gusto, su propia cualidad especial, el tacto, la forma y el sonido. De modo que es más sutil que el elemento Tierra. El elemento Fuego (Agni), es más sutil aún, porque además de su característica especial de la forma, tiene sólo dos más, el sonido y el tacto. El elemento Aire (Vayu), posee el tacto como su característica especial y una cualidad más, el sonido. Finalmente el más liviano y sutil de los cinco es el elemento Espacio (Akasha), quien posee una sola característica, el sonido.
Ahora bien, Dios es más sutil incluso que el espacio y por eso lo penetra todo, aún más que el espacio o cualquier otra cosa más penetrante que éste. Su naturaleza está más allá de todo vocabulario humano, más allá de toda matemática humana. Tengan esta convicción bien estabilizada en vuestro intelecto." (Sathya Sai Speaks IV, pág. 99-100)
"La tierra es el elemento más denso. El agua es más sutil y más penetrante que la tierra. El fuego es más sutil y más penetrante que el agua. El aire es incluso mucho más sutil que el fuego y es extremadamente penetrante. El espacio es el más sutil y lo penetra todo. En este orden ascendente de sutileza, cada elemento exhibe una capacidad de penetración más amplia que el elemento anterior. Al aumentar la sutileza, la capacidad de penetración también se expande. En el proceso inverso, cuando disminuye la sutileza, la densidad aumenta y la capacidad de penetración se reduce. De este modo, el aire es menos sutil y más denso que el espacio. El fuego es más denso y menos penetrante que el aire. La tierra es el elemento más denso y menos penetrante.
Esto permite ver que el espacio es la base de todos los otros elementos. Akasha (Espacio) es la base desde la que han emergido los otros elementos.. Los otros cuatro elementos evolucionan a partir de él. El aire comenzó a existir a partir del movimiento del espacio. Del aire emergió el fuego con el transcurso del tiempo. Sin aire, no podría haber fuego. Del calor generado por el fuego, se formó el agua. Por ejemplo, en el cuerpo humano, después de un ataque de fiebre, se produce la transpiración.. Cuando nos movemos bajo el sol ardiente, transpiramos. Esto muestra cómo el agua resulta del calor. A partir del agua evolucionan todas las múltiples formas de la naturaleza.
La relación entre la densidad y la capacidad de penetración puede ser ilustrada mediante un ejemplo. Supongamos que se coloca una flor de jazmín sobre una mesa en una habitación. La flor, que es densa, es de tamaño pequeño. Pero su fragancia, que es sutil, satura toda la habitación. Del mismo modo, el vapor que se genera a partir del agua ocupa un espacio más amplio que el volumen de agua que lo produjo.." (Sathya Sai Speaks XXI, pág. 66-7)
"El universo, incluyendo la casa dentro de la que habitan, es decir, el cuerpo, está formado por los cinco elementos: la tierra, el agua, el fuego, el viento y el éter, elementos que actúan sobre los sentidos como olor, gusto, color, tacto y sonido. Como los elementos son "emanaciones Divinas", cada uno de ellos tiene que ser tratado con veneración y prudencia.. Por ejemplo: la tierra. Si esparcen semillas en la tierra, es posible que éstas no broten; si las plantan demasiado profundo en la tierra, quizás no broten. ¡Quizás ellas abandonen el esfuerzo de elevarse hacia la luz! Del mismo modo, cada elemento ha de ser utilizado con ciertas limitaciones, no como les guste." (Sathya Sai Speaks VIII, pág. 42-43)

La relación entre los elementos externos e internos
Los órganos sensoriales como los ojos, los oídos, la piel, la lengua y el olfato, actúan como puertas entre los objetos internos y los externos.
Los intercambios entre los elementos internos y externos son: Los ojos con el fuego y con la forma. Los oidos con el espacio y el sonido. La piel con el aire y el tacto. La lengua con el agua y el gusto. La nariz con la tierra y el olfato.

"¿Estos órganos sensoriales funcionan externa o internamente? La respuesta es que ellos desempeñan un papel dual (tanto interno como externo). Si el órgano físico, el oído, está presente, pero la facultad de oír está ausente, el oído no sirve para ningún propósito. Si la facultad de oír está presente, pero no hay un oído, para recibir sonidos desde el mundo exterior, la facultad no sirve para nada." (Sathya Sai Speaks XXIII, pág 132)

Poderes de los sentidos
Aparte de la mente y los elementos sutiles, Dios, a través del ego, requiere poderes para que la mente perciba los cinco objetos o elementos.
Los poderes son producidos y llamados poderes de los sentidos (Indriyas) o simplemente "sentidos". Hay dos grupos de poderes de los sentidos. El primer grupo es el de los poderes de percepción (Jñanendriyas). Estos poderes están divididos en cinco esferas: El poder del oído, el poder del tacto, el poder de la vista, el poder del gusto, el poder del olfato.
Cada poder sirve para percibir los elementos de espacio, aire, fuego, agua y tierra respectivamente. Cada poder de percepción tiene un poder de acción (Karmendriyas), correspondiente: el poder de hablar como reacción a oír; el de palpar como reacción al tacto; la locomoción como reacción a ver; los sistemas urogenitales para expulsar líquidos corporales; y la defecación para eliminar desechos corporales sólidos. En síntesis, los poderes de acción son: El poder de hablar, el poder de palpar, el poder de locomoción, el poder de urinación y de reproducción, el poder de defecación. Los cinco elementos se relacionan con los cinco sentidos de percepción y acción en el hombre.

"Hay cinco tipos de sentidos en el hombre: el oído, el tacto, la vista, el gusto y el olfato. Estos cinco sentidos se basan en los cinco elementos: éter, aire, fuego, agua y tierra" (Sathya Sai Speaks XXI, pág. 66)
"Los cinco poderes de cognición y los cinco poderes de acción, constituyen los diez poderes de los sentidos, según el punto de vista védico. Usualmente se los llama sentidos. Los sentidos son las primeras fuerzas motrices para la mente y la ilusión que ésta sufre. Cada uno de los cinco elementos posee una característica que afecta y atrae a uno de los cinco sentidos: el Sonido fascina a la mente a través del oído; el Tacto, atrae a la mente hacia sí a través de la piel; la Forma, manipula a la mente a su favor a través del ojo; el Gusto, esclaviza a la mente a través de la lengua; y el Olfato, atrae a la mente a través de la nariz." (Sathya Sai Speaks VII, pág. 185)

Relación entre los sentidos y los elementos
Poderes perceptivos: Oído, tacto, vista, gusto, olfato.
Poderes de acción: Hablar, palpar, locomoción, urogenitales, defecación.
Elementos: Espacio (Akasha), Aire (Vayu), Fuego (Agni), Agua (Jala), Tierra (Prithvi).

"Los cinco elementos tienen sus respectivas cualidades: sonido, tacto, forma, fluidez y olor. Los correspondientes órganos sensoriales en el hombre son importantes para experimentar estas cualidades. Sin embargo, ha de notarse el poder detrás de estos órganos sensoriales. Por ejemplo, los ojos pueden ver cosas. Pero la retina sobre la que se reflejan las imágenes es más potente que el ojo mismo. El poder de la vista es más importante que el ojo. Hay muchos que poseen ojos, pero no pueden ver. Hay personas con oídos pero, que no pueden oír porque carecen del poder de la audición. Estamos tratando de controlar los órganos sensoriales sin tratar de regular el poder que es responsable de su funcionamiento." (Sathya Sai Speaks XVI, pág. 72-73)
"Los cinco elementos se relacionan con los cinco sentidos de percepciones en el hombre y sus atributos son la vista, el gusto, el tacto, el olfato y el oído. El verdadero significado de la adoración de los elementos es que el hombre no sólo debe hacer un uso correcto de ellos, sino también santificar sus sentidos de la vista, el gusto, el tacto, el olfato y el oído." Sai Baba (25 de septiembre 2000)
"¿Cómo se produce este mal uso? Los ojos son mal utilizados al mirar objetos indeseables. La lengua es mal utilizada al complacerse en conversaciones malas. Los oídos, el corazón y las manos son mal utilizados de diferentes formas. El mal uso ocurre cada vez que una capacidad o talento divinamente otorgado es utilizado para malos propósitos. Es darle una dirección errada a la energía." (Sathya Sai Speaks XXI, pág. 221)

Prana o Fuerza Vital
Hay una clase de energía que impulsa y hace funcionar los sentidos. Cuando Dios inicia el proceso de creación, requiere energía. Esta energía se llama Prana o Fuerza Vital. Como esta energía tiene la cualidad de movimiento, también se le conoce como Aire Vital. El Aire Vital diferencia a los seres vivientes de los no vivientes. El Aire Vital (Prana) tiene, según el punto de vista védico, cinco funciones: Introducir energía desde el exterior (Prana), arrojar desechos desde el interior (Apana), equilibrar la energía (Samana), hacer circular y distribuir la energía (Vyana), regenerar, expresar energía (Udana).
Por ejemplo, la inhalación requiere de la función de Prana. La urinación y la reproducción necesitan de Apana. El habla requiere de Udana. La digestión necesita de Samana y la circulación, de Vyana.

"Hay cinco tipos de aires: Prana, Apana, Vyana, Udhana y Samana Vayus. Prana Vayu es el viento vital o aire vital que tiene su asiento en los pulmones; Apana Vayu es el viento vital que desciende y sale por el ano; Samana Vayu es el viento vital que es difundido a través de todo el cuerpo; Udhana Vayu es el viento vital que se eleva por la garganta y entra en la cabeza. Debido a que estos cinco alientos funcionan en nosotros, podemos llevar una vida saludable. Hay 72.000 vasos sanguíneos en un ser humano. El Vyana Vayu sopla a través de todo el sistema circulatorio. El Vyana Vayu se deriva del aire (Vayu). Cuando el aire está contaminado, los 72.000 vasos sanguíneos se contaminan y el efecto de esto sobre el Apana Vayu da por resultado el cáncer y los ataques cardíacos. El hombre necesita Vyana Vayu puro para gozar de buena salud." (Sathya Sai Speaks XVI, pág. 73-74)

La ecología y los cinco elementos
"Los desaciertos del hombre han creado diversos problemas para toda la humanidad. Él ha contaminado los cinco elementos causando devastación sobre la tierra. Hay contaminación en todas partes: en el aire, el agua, los alimentos y demás. Sus fechorías junto con sus malos pensamientos han degradado la vida humana sobre la tierra.. Si el hombre actúa del modo correcto, no habrá ningún tipo de contaminación. El nivel del agua bajo la superficie de la tierra está disminuyendo porque las virtudes nobles como el amor y la compasión se han secado en el corazón humano. Los cinco elementos están sufriendo debido a la conducta ofensiva del hombre." Sai Baba (15 de mayo 2000)
"Hoy en día, los cinco elementos están contaminados y en consecuencia el hombre está atollado en la inseguridad. Hoy el mundo está perdiendo su equilibrio ecológico porque el hombre, debido a su egoísmo extremo, le está robando a la Madre Tierra sus recursos como el carbón, el petróleo, el hierro, etc. Como resultado, se producen terremotos, inundaciones y otras calamidades naturales devastadoras. La vida humana se volverá plena sólo cuando se mantenga el equilibrio ecológico. El equilibrio en la vida humana y el equilibrio en la Naturaleza son ambos igualmente importantes. En la actualidad, hasta la vida marina se halla en peligro debido al así llamado progreso de la ciencia. El progreso de la ciencia es bienvenido pero no debería conducir al desequilibrio ecológico. Las personas y el mundo en general deberían ser beneficiados por la ciencia. Pero en la actualidad todos están interesados en ganancias egoístas.. A nadie parece importarle la sociedad. El alimento que ingerimos, el agua que bebemos, el aire que respiramos están todos contaminados. De hecho, los cinco elementos, que son de suma importancia para el hombre, están contaminados. Es el deber principal de todos limpiar al mundo de la contaminación." Sai Baba (25 de septiembre 2000)

La consumación de los Vedas
El resultado de la práctica de Educare es que la virtud o la rectitud es ahora nuestro carácter natural. Ya no es un esfuerzo o una lucha. Nuestra verdadera naturaleza se manifiesta espontáneamente. Estamos despiertos, amamos a todos, y no despreciamos ni tememos a nadie. No podemos evitarlo porque todos son partes de nosotros mismos. Conocemos a Dios y no somos diferentes de Dios. Nos volvemos perfectos.
Por último llegamos a la etapa final de la Auto-realización cuando vemos la Divinidad en todo. Todo es divinamente hermoso. Cuando contemplamos la Belleza primordial de todo en el Universo, todo es una inacabable y radiante fuente de Alegría y Amor. Esta Belleza que todo lo incluye y todo lo penetra no es meramente un ejercicio de imaginación creativa. Es la visión real del universo. En esta etapa, no es algo que debamos esforzarnos en imaginar, porque es la conciencia real. Cada objeto es un objeto de Belleza luminosa. Sólo existe Dios, en toda Su maravillosa refulgencia. Todo lo bueno y lo malo, lo mejor y lo peor, lo virtuoso y lo errado, todos y cada uno, son manifestaciones absolutas de Dios. Tomaremos conciencia de Eso. Ese es el final, la consumación de los Vedas. Esa es la culminación de la evolución humana. Ese es el sumum bonum de Sathya Sai Educare. Se puede concluir que Educare Sathya Sai es el Veda del siglo XXI.

(Mensaje recopilado de los Divinos Discursos de Sathya Sai Baba,
y del Programa Sri Sathya Sai de Valores Humanos)

Sai Ram!

Texto enviado por: devotosmayoresai@aol.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

SHREE SAI SANKIRTAN MALA

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net
 
Compartir English Portuguese Spain