EL DESPERTAR SAI
EL DESPERTAR SAI EL DESPERTAR SAI

PLATICAS DE SATHYA SAI BABA

DIOS ES AMOR

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net
EN VISTAS DINÁMICAS ABRE MÁS RÁPIDO LA PÁGINA

viernes, 23 de septiembre de 2022

UN MUNDO UNA FAMILIA


Mensaje de
Sadguru Sri Madhusudan Sai

UN MUNDO UNA FAMILIA

Las naciones están en guerra, las armas nucleares se acumulan locamente, la crisis económica se apodera de los países endeudados, las tasas de suicidio son altas, los conflictos religiosos se estan incrementando, el cambio climático provoca inundaciones en una región y sequía en otra, las cadenas de suministro mundiales se interrumpen, haciendo que millones de personas se queden sin alimentos. Las secuelas de la pandemia aún están lejos de terminar, y más de 800 millones de personas se van a dormir con hambre cada noche. Al mismo tiempo, el PBI mundial ha superado los 100 trillones de dólares, mientras que los ricos son cada vez más ricos y se estima que cada 30 horas se añaden 1.000 millones de dólares a la ya desbordante riqueza de los multimillonarios, durante el último año. En resumen, la brecha entre los que tienen y los que no tienen se amplía cada día, lo que es la receta más segura para un desastre global.

¿Dónde está el final de este caos? ¿Cuál es la solución? La idea india de - Vasudhaiva Kuṭumbakam - un mundo, una familia, donde cada uno vive para el otro y todos viven para Dios, es la única solución permanente para evitar la inminente crisis humanitaria mundial. Esta idea está en funcionamiento en nuestras Fundaciones en todo el mundo, que son parte de la Federación Global de Fundaciones Sai.

Sri Lanka, que está atravesando una crisis económica y política sin precedentes y conocida como la lágrima del Océano Índico, tuvo un motivo para sonreír después de mucho tiempo con la inauguración de la primera fase del hospital gratuito de superespecialidades con 75 camas - Sri Sathya Sai Sanjeevani, el segundo hospital fuera de la India, después de las Islas Fiji.

Los médicos, las enfermeras, los paramédicos, los devotos y los nuevos amigos trabajaron sin descanso para que el milagro se produjera en la isla esmeralda; a pesar de que las probabilidades negativas eran demasiadas, desde la escasez de combustible hasta la de alimentos, desde la falta de insumos médicos hasta los de energía y la carga de la burocracia; aun así ocurrió por el bien de nuestros hermanos y hermanas de Sri Lanka.

En Estados Unidos, el Centro People Shores de Clarksdale, que se creó como un esfuerzo para mejorar la vida de los marginados en zonas rurales, especialmente en la región del Delta del Sur, donde el 80% de la población de la región es de personas de color, celebró su tercer aniversario. Un equipo de mujeres se encargó de ayudar a las madres trabajadoras a unirse con sus hijos y a los jóvenes con los mayores gracias a la disponibilidad de puestos de trabajo en su propia ciudad. Por la misma época, este Centro en el Estado de Mississippi cruzó el río al otro lado en el Estado de Arkansas para crear otro Centro en Pine Bluff a fin de dar más trabajo a los marginados. Mientras esto ocurría en el sur, en el norte del estado de Nueva York, el tercer centro se abrió en Brooklyn para ayudar a muchas personas sin hogar y jovenes sin trabajo. En tanto los trabajos iban a la gente en lugar de que la gente fuera a los empleos, el Centro Médico Gratuito Sathya Sai Sanjeevani en Clarksdale, que poco a poco pero constantemente se ganó la confianza y la aceptación de la gente, y atendió a más de 750 de ellos que carecían de seguro médico y de prestaciones sociales, planeó su próximo gran salto para convertirse en un hospital de pleno derecho en un año.

En Australia, el Ashram Corazón de Amor esta preparado para convertirse en un Centro de Desarrollo Humano que ofrece múltiples programas para jóvenes y adultos; y en Singapur un simposio sobre problemas de salud mental en jóvenes y adolescentes fue llevado a cabo por el 1Youth Singapore.

En todos estos lugares estuve presente para participar, alentar y ayudar a asimilar la idea de bondad y compasión en el espíritu de Un Mundo Una Familia. Y así es, Un Mundo Una Familia, nuestra nueva visión con la misión renovada de amar y servir a todos, por siempre.

Fuente: Tomado de Vasudhaiva Kutumbakam numero 17 - Agosto 2022 (Boletin Global Mensual)


domingo, 18 de septiembre de 2022

SOBRE LA SIGNIFICACION DEL VIBHUTI Y LAS MATERIALIZACIONES DE BABA ...



SOBRE LA SIGNIFICACION DEL VIBHUTI Y LAS MATERIALIZACIONES DE BABA ...

El movimiento de la Mano

por N. Kasturi

Incluso cuando era niño, Baba tenía el poder milagroso de sacar cosas de "la nada". Sorprendia a sus compañeros de juego tomando pastillas de menta y dulces de bolsas vacías. A pesar de sus pedidos de mantener esto en secreto, la noticia se difundió entre los mayores, y cuando preguntaron cómo los consiguió, Baba permaneció en silencio. Más tarde, cuando fue presionado por sus amigos, dijo que cierto ángel obedecía su más mínimo deseo. Esto fue, por supuesto, para evitar más preguntas, porque los aldeanos quedaron satisfechos con tal respuesta. Comenzaron a admirarlo como un niño especialmente bendecido, para ser observado con cuidado y tratado con respeto. Incluso en la escuela, Baba ayudaba a muchos compañeros de clase con un trozo de goma o un lápiz que materializaba con un movimiento de la mano. Cuando alguno de ellos se quejaba de una enfermedad o dolor, Sathya "tomaba" hojas verdes "de los Himalayas", como les decia a los niños, y les hacía masticarlas y tragar el jugo. Algunos mayores lo llamaron magia e incluso lo caracterizaron como magia negra, advirtiendo a los niños que no debían asociarse con Satyanarayana.

Fue solo después del Anuncio (la revelacion de Su identidad divina) que Baba "tomó" Vibhuti con regularidad y comenzó a dárselo para una variedad de propósitos a todos los que acudían a Él.  Swami ha hablado a menudo del significado de este Vibhuti. Dado que se materializa de la nada y que la ceniza está específicamente asociada con Shiva, los devotos la conocen con reverencia como Kailasa Vibhuti, la ceniza sagrada de Shiva que reside en el monte Kailas. Se llama Vibhuti ya que otorga prosperidad; Bhasma - "cenizas" porque quema todos los pecados; Bhasitam - "iluminado" pues aumenta el esplendor espiritual de uno; Ksharam: "destrucción", ya que elimina el peligro; y Raksha - "protector" porque es una armadura contra las maquinaciones de los espíritus malignos. Así es como se alaba el Vibhuti en el Brihad Jabala Upanishad, uno de los textos espirituales antiguos. Baba dice que el Vibhuti también es un recordatorio constante de la evanescencia del cuerpo que, en última instancia, se reduce en la cremación a un recipiente lleno de cenizas.

Miles de devotos y visitantes han sido testigos del milagro del Vibhuti. ¡De hecho, es una maravilla inexplicable y ultracientífica! Se produce de manera tan casual, informal, elegante, tranquila y tan natural que uno podría perderse el significado de la bendición. La palma derecha de la Mano Divina se mantiene hacia abajo en un ligero ángulo: un movimiento o dos, apenas perceptibles;  los dedos se cierran para detener la caída del Vibhuti que ya se ha materializado. La sustancia maravillosa se entrega al destinatario como muestra de las bendiciones de Baba, y se aplica en la frente. ¡A una tasa promedio de un mínimo de una libra por día, la cantidad de Vibhuti así producida "a partir de los elementos" por Su voluntad ahora debe haber alcanzado la asombrosa cifra de más de cinco toneladas!

Cada idea tiene una tendencia inherente a multiplicarse en forma física.Todo depende de la voluntad, ya sea humana o divina. Lo que Baba desea, ¡se produce!

El Vibhuti también se puede colocar en la lengua, mezclar con agua y beber como específico contra la enfermedad.  Puede llevarse como talismán. Una devota de Sudamérica había escrito que todas las noches se acostaba con un paquete de Vibhuti en la palma de la mano. Invariablemente, soñaba que sus palmas descansaban a los pies del Señor Krishna. Es difícil enumerar todos los propósitos curativos y de alivio a los que los destinatarios ponen el vibhuti que Baba produce con un movimiento de la mano.

El Vibhuti que Él da también es de innumerables tipos, adecuado a los propósitos para los que fue creado. A veces tiene la forma de un cubo duro, o a menudo de polvo, fino, granulado o escamoso. Puede ser fragante o picante, salado, dulce o insípido, blanco o negruzco, o cualquiera de los tonos intermedios. A veces, cuando Él mueve Su mano, se materializa - ¡con recipiente y todo!  Cuando una persona se fue a Inglaterra para realizar estudios superiores, Baba le dio Vibhuti en un recipiente de plata con la bendición adicional: "¡Esto nunca se agotará!"
Su Voluntad, a miles de kilómetros de distancia, puede reponer la ceniza en un contenedor mediante una expresión anterior de Su deseo. Cuando el vibhuti se va a tomar como medicina durante un período prolongado, como durante el embarazo, Baba le pide a la persona que traiga un envase y, con un ligero golpe en la superficie, este se llena de vibhuti.  Cuando reúne a Sus devotos en la arena, como en el Chitravathi o en el lecho del río Kaivalya en Venkatagiri, o en la playa de Kovalam en Kerala, o Kanyakumari en Tamil Nadu, o en el río Godavari, Él cava en la arena juguetonamente con sus  dedos. Un enorme cubo de Vibhuti escondido allí, lo rescata, lo pulveriza y lo distribuye a todos los presentes.  Puede tomar la arena con ambas manos y verterla en un plato. Lo que cae sobre el plato no es arena, sino vibhuti de fina fragancia.

Todo el marco físico de Baba parece estar impregnado de Vibhuti. Cuando Él es llevado en procesión en Vijayadasami, el décimo día de la mitad clara del mes de Asvina, y otros días festivos, miles han visto claramente el fino Vibhuti caer de su frente sobre sus párpados y mejillas. Cuando deja el cuerpo y va a salvar a Sus devotos el Vibhuti a menudo emana de Su rostro, boca, pulgares, dedos de los pies o frente. Simplemente levanta su pulgar y hace una marca en la frente, y el Vibhuti está allí para que todos lo vean.

Ha habido casos en los que los devotos han soñado que Baba se les acercó y les aplicó Vibhuti en la frente, ¡y descubrieron al despertar que la ceniza estaba realmente allí! Algunos soñaron que les puso vibhuti en la lengua, y cuando despertaron, ¡encontraron vibhuti en sus bocas! Baba manifiesta Su presencia en la residencia de sus devotos al esparcir el Vibhuti en el piso del santuario donde se guarda Su imagen. Cuando otorga una Visión de Sí Mismo para salvar a alguien de una calamidad inminente, invariablemente usa Vibhuti para efectuar la cura.

Una vez, durante un festival de Dasara, cierto visitante de Telangana recibió un telegrama urgente de su casa, informándole que su suegro había tenido un derrame cerebral y que su condición le había creado ansiedad. Baba le pidió que no se preocupara. Un telegrama similar llegó al día siguiente, y Baba accedió a que fuera solo, dejando a su esposa para observar las festividades a pesar de que ella era la hija del hombre afectado y la más necesitada junto a su cama. Cuando el yerno se fue, le dio Vibhuti para aplicarlo en la frente del suegro. Lo había materializado mediante un onda de la mano. Alrededor de las ocho de la noche siguiente, Baba discutía los horarios de los trenes en los que el yerno se dirigía al lecho del enfermo. De repente se incorporó y dijo: "Todos ustedes se han equivocado. El tren no lo llevará lo suficientemente rápido. No llegará al lugar antes de las 9:00 p.m. ¡Oh! ¡Qué pena!" Luego Él "dejó" el cuerpo y "se marcho". Estuvo "fuera" durante aproximadamente media hora. Cuando "regresó", estaba tan feliz de haber aplicado el mismo Vibhuti al hombre enfermo en Telangana. "¿Usaste el mismo Vibhuti que el yerno llevaba consigo?" se le preguntó. "Sí, lo sabrás cuando regrese", dijo. "Pregúntale, y te dirá que el paquete estaba vacío cuando llego al enfermo". Y así fue. Al regresar, contó la historia de su desconcierto, cómo lo culparon por su descuido, cómo frotaron sus dedos sobre el papel doblado para recoger al menos trazas del sagrado Vibhuti, ¡y cómo fracasaron en ese desesperado esfuerzo!

Baba a veces realiza la consagración o el baño ceremonial para la figura de plata de Su "cuerpo anterior" (Shirdi Baba) que se guarda en el templo. Una pequeña vasija de madera, artísticamente tallada y pintada, se llena con Vibhuti para este propósito. Sosteniéndola boca abajo sobre la imagen, Baba mete Su mano en el recipiente para asegurar un flujo uniforme de Ceniza Sagrada. Por contacto con Su mano, el flujo de Vibhuti continúa mucho después de que se agote la cantidad producida originalmente. Giro tras giro hace descender frescas lluvias de Vibhuti desde el receptáculo hasta que la imagen emerge en el polvo fragante, y la ceniza se eleva a alturas inesperadas.  Finalmente, Baba guarda la vasija de madera, ¡por puro agotamiento físico, por así decirlo!

Con respecto a la Ceniza Sagrada, a menudo ocurre otro tipo de incidente, aunque no es exactamente una ilustración del movimiento de la mano.  Cada vez que fallece un devoto sincero, Baba da Su darshan en el último momento y le permite a la persona disfrutar de la paz eterna. En tales ocasiones, símbolo de la muerte, la destrucción y el fin de lo temporal y evanescente, sale Vibhuti de la boca de la persona que Baba bendice. El sábado 15 de noviembre de 1958, a las 5:20 de la tarde, Baba estaba leyendo una carta a quienes lo rodeaban. De repente, con un grito que significaba "Sí", cayó al suelo y quedó prácticamente sin vida.  Diez minutos después se movió un poco y tosió tres veces, pero no eran toses;  ¡eran tres bocanadas que emanaban de Su boca, trayendo cantidades de Vibhuti a una distancia de más de un pie y medio! Cinco minutos mas tarde se levantó y, sin ningún signo de agotamiento o confusión, reanudó la conversación anterior. Se le pidió que revelara dónde había estado y respondió: "He estado en la ciudad de Dehra Dun. La madre de Krishna, la doctora, que viene aquí con frecuencia, falleció a las 5:30 p.m. Krishna estaba allí junto a la cama. Ella había puesto sus dedos en su pulso y anunciado a todos, 'Este es su último aliento'.  Estuvieron cantando canciones de Dios en esa habitación. Tuvo una muerte pacífica. Le di Darshan en su último momento".

El lunes, cuando el cartero llegó a Prashanti Nilayam, traía consigo una carta de Krishna para Baba. Krishna escribió: "Mi madre exhaló su último aliento el sábado a las 5:30 p.m. Estábamos cantando durante sus últimas horas, que era su deseo. ¡Ella te recordaba constantemente!" ¡Qué milagro este! Baba anticipó el momento de la muerte, contestó las oraciones de un alma jadeante, describió en el Nilayam a 1500 millas de distancia los acontecimientos en la habitación de Dehra Dun en cuestión de minutos;  ¡incluso la emanación de Vibhuti, símbolo de la destrucción material del cuerpo físico evanescente cuando el alma se libera de la esclavitud!

El Vibhuti no es más que la continuación en esta encarnación del Udi o Ceniza que Sai Baba de Shirdi daba como Su bendición a aquellos que acudían a Él.  Sai Baba de Shirdi solía tomar la ceniza del hogar alimentado perpetuamente con fuego, para poder tener el Udi, dice Sathya Sai Baba.

Baba materializa todo lo que Él quiere con un movimiento de Su mano. Él dice que lo que produce ya está en las "Tiendas Sai", y que Sus "obreros" son tan rápidos que fabrican en una fracción de momento incluso el artificio más complicado en el que Él piensa y lo entregan en Su mano.

Una vez materializó una medalla de oro para ser entregada a un consumado violinista cuyo recital estaba por concluir. Baba mostró la medalla a quienes lo rodeaban. Incluso mientras admiraban su tamaño, belleza y brillo, Él dijo: "Oh, el nombre tiene que ser inscripto", y cerró Su palma. Abriéndola inmediatamente, mostró la medalla a todos. Estaban asombrados por el milagro. La inscripción, "Presentado por Bhagavan Sri Sathya Sai Baba a Vidwan T. Chowdian", estaba profundamente grabada en inglés, completa con el día y la fecha. Mostrándonos la medalla, Baba dijo: "¡Mirad qué rápidos son Mis trabajadores!".

Baba bendice a los artistas que actúan en Nilayam durante los festivales y otras ocasiones con regalos como anillos, collares, medallas y broches. Con una onda de Su mano, hay una adecuación especial en los dones. Nadaswaram Vidwan, un flautista, recibió un anillo con una imagen de Siva insertada. Se descubrió que sus antepasados durante muchas generaciones habían sido músicos del templo, que a su familia se le habían dado ciertas tierras a perpetuidad a cambio de sus servicios, y que la forma del Señor adorado en ese templo era Siva. ¡El Siva del anillo era una réplica del icono de su aldea!

"Te daré una estatuilla de Ganesha; llévala a casa y adórala", le dijo a un visitante. Era una imagen de Ganesha, el Dios que elimina los obstáculos, en la postura de pie. "Tienes esta forma de Ganesha en tu santuario, ¿no es así?"  Baba preguntó mientras se lo entregaba. El hombre respondió, "Sí, asi es".

No es correcto que los destinatarios pesen o evalúen los regalos porque no son de esta Tierra en absoluto. Una vez, un músico que recibió un collar tachonado con piedras preciosas emprendió el camino a casa para discutir y decidir su valor. Se perdió misteriosamente; ¡simplemente no estaba alrededor de su cuello! Castigado por la experiencia, regresó inmediatamente a Prasanthi Nilayam. Reprendiéndolo suavemente, Baba "tomó" ante sus ojos el mismo collar y se lo presentó de nuevo.

Las cosas que da Baba nunca se pueden perder. Una devota, mientras regresaba a Hyderabad desde Puttaparthi, descubrió que su equipaje había sido robado por la noche en algún lugar cerca de Mahbubnagar, informó esto a la policía ferroviaria. Dos días después la llamaron para que identificara sus pertenencias, pues el ladrón había sido detenido y el equipaje recuperado. ¡Imaginen su sorpresa cuando encontró todos los artículos intactos excepto el rosario que Baba había materializado y le había dado! Le envió un mensaje a Baba por cable. Baba respondió que el rosario había llegado a Su posesión, ¡porque no podía ser robado! ¡Quién puede describir su alegría al recibir el mismo rosario por segunda vez de las manos de Baba!

Un devoto, C. N. Padma, escribe: "Fue hace doce años. Una noche, Baba llevó a todos los que estaban en el antiguo templo a las arenas del río. Después del canto, me llamó y mientras me consolaba por mis problemas personales, materializó un rosario y me lo entregó, ya me había dado uno y lo guardé en mi casa en una cajita de plata, cuando me entregó otro, me alarmé de que mi situación pudiera haber empeorado, ya que Él sentía que necesitaba  protección adicional. Así que le pregunté: '¿Por qué, Baba, por qué un segundo rosario para mí?'  Él dijo: '¡Este es el último que te di! Lo dejaste en casa en esa caja de plata; fue 'robado' ayer. ¡Toma, guarda esto a salvo!'  Era cierto. Cuando llegué encontré la casa allanada y la caja plateada desaparecida".

Hubo el incidente del anillo de diamantes de Srimati Sakamma. Hace algunos años se había apresurado a ir a Puttaparthi para el Festival de Dasara.  En la confusión de empacar, perdió un anillo de diamantes de siete piedras. Al descubrir su ausencia demasiado tarde para realizar cualquier búsqueda, informó a Baba al respecto. Baba simplemente se burló de todo el asunto, hizo un chiste o dos y se rió de buena gana por su pérdida. Meses después, Baba visitaba su fábrica de curado de semillas de café. Sentado en la cocina y mientras bebía café, dijo: "Oh, Sakamma, quieres ese anillo de diamantes, ¿no es así? Bueno, aquí está". Con esas palabras, palmeó la pared, y he aquí, ¡el anillo estaba allí en esa Mano! ¡Esa mano es ciertamente Divina!

A veces, esa mano se sumerge en agua, y el agua se convierte en gasolina con la que se puede conducir un automóvil durante millas. Una vez, mientras conducía a Bangalore, el tanque de gasolina se quedó vacío cerca de Chickaballapur. Baba envió a uno de los hombres del grupo a un tanque de agua al costado del camino. Regresó con solo agua! Baba metió Su dedo en la lata y la removió un poco. El contenido se vació en el tanque de gasolina. El auto fue conducido alegremente milla tras milla, el motor no reconocía ninguna diferencia en absoluto. En otra ocasión, cuando el suministro de gasoil se quedó corto para la dínamo que producía energía eléctrica para la iluminación durante los festivales, y cuando era demasiado tarde para enviar a alguien a buscarlo a veinte millas de distancia, Él sumergió Su mano en agua, y allí se manifesto gasoil!

Otro milagro de la misma naturaleza se realizó en Horsley Hills, donde algunos devotos pasaron varios días maravillosos en Su augusta compañía.  Todas las mañanas, Baba se adentraba en la jungla hasta una roca de superficie plana sobre la que se sentaba y disertaba. Un día, mientras caminaba allí, recogió un trozo de roca de una formación geológica peculiar; se parecía más a un paquete apretado de macarrones secos.Tenía la piedra frente a Él mientras hablaba. Cuando concluyó, dijo: "Endulzaré un poco vuestras lenguas". Tomó la piedra en Su mano.  Sorprendentemente, se había convertido en un trozo de caramelo de azúcar, un paquete de caramelos de azúcar secos parecidos a macarrones. Era como si cada molécula de esa piedra hubiera sido transformada por Su Voluntad en una molécula de azúcar. ¡Nadie ha visto nunca azúcar cristalizarse en pedazos largos como hilos! ¡Pero esto no era química! ¡Esto era Alquimia Divina!!

Srimati Sakamma una vez se rompió los anteojos en Puttaparthi y estaba teniendo grandes dificultades. Baba materializó un par de la misma receta para ella.

Era el festival de cumpleaños de Sri Krishna, un día que se considera especialmente auspicioso. Baba estaba con devotos en Madrás que estaban haciendo elaborados preparativos. Se decoró el salón y se enviaron invitaciones a amigos cercanos. Swami vino y se sentó en un asiento especial, erigido temporalmente en un extremo del salón, cerca del santuario durante la adoración. Justo antes del final se puso de pie y todos se levantaron con Él. Alzó ambas manos por encima de Su cabeza. La multitud de devotos estaba expectante mirando sus manos, porque no lo habían visto en esa pose durante un festival. Parecía bastante extraño, pero antes de que tuvieran tiempo de preguntarse, Él sostenía un enorme cuenco de vidrio bellamente diseñado con pájaros extendiendo sus alas. Colocó el pesado cuenco cerca del santuario en la plataforma. "Dulces especiales de Brindavan, el lugar de nacimiento de Krishna", anunció. ¡En ese cuenco había cuarenta y tres variedades diferentes de dulces!

Un día, Baba cruzó el río Chitravathi en dos jeeps llenos de devotos y se adentró en la reserva forestal. Cuando el jeep no pudo ascender por la carretera, caminó con el grupo durante unas seis millas a lo largo de la parte alta del río. Por fin llegaron a una hermosa zona, justo en medio del bosque. Había empinados bancos rocosos en tres lados, una gran losa de roca plana para sentarse, y el río gorgoteaba alegremente.Todos participaron de la comida que trajeron y bebieron té preparado por unos jóvenes emprendedores. Baba creo un gran trozo de dulce de azúcar para endulzarles la boca. Luego hizo un gesto con la mano y todos los presentes abrieron los ojos como platos ante un milagro. Manifestó un paquete de fotografías de Sí Mismo y procedió a dar una a cada uno. ¡Había exactamente dieciséis fotos y dieciséis hombres! Ocasionalmente Él ha manifestado paquetes más grandes para grupos mayores, ¡y siempre los números concuerdan!

Otro incidente que ilustra lo divino en Baba, ocurrió en Cabo Comorín en 1958. Sentado en la playa con un pequeño grupo de devotos le preguntó a una persona que había comprado y leído un libro sobre el centro de peregrinación ese mismo día qué decía el libro sobre el templo local. Relató la historia de un diamante que cubría una vez el tachón de la nariz de la Diosa en el templo. ¡El diamante brillaba tanto que los piratas podían verlo desde el mar! Describió la codicia de los piratas y cómo se llevaron el diamante durante una redada. Baba preguntó: "¿Quieres verlo? Es solo cuestión de minutos y puedo devolverlo antes de que se note su ausencia". Dio unas palmaditas en la arena frente a Él: ¡apareció un enorme diamante en Su mano! ¡Se mostró a todos los presentes, luego simplemente desapareció de la Mano a la que había venido! Cada uno de Sus milagros se realiza sin ostentación, con una sonrisa de sorpresa iluminando Su rostro cuando el objeto se materializa.

Un devoto tenía un billete de una rupia que había guardado porque contenía el autógrafo de un amigo. Un día, por puro descuido, lo mezcló con sus otras rupias y sin darse cuenta lo gastó en Bangalore. El descubrimiento de su pérdida lo puso de mal humor. Una semana más tarde, cuando Baba se enteró de esto, dijo: "No te preocupes, no ha llegado a Bombay. Puedo ver dónde está. Te lo traeré". La Mano se agitó; el billete de una rupia, el mismo, fue entregado al joven en Puttaparthi.

Baba tambien materializó copias del Gita y se las dio a los devotos. Cuando hizo una copia para un devoto anciano miope, dijo: "Mira, está impreso especialmente para ti en letras grandes y en negrita", ¡y así fue! Al darle a un visitante, un profesor que era doctor en ciencias, una copia del Gita "de las arenas", dijo: "No conoces la escritura devanagari, por lo que está en telugu.Tómalo". Él ha dado para la adoración diaria emblemas de Siva e imágenes del Señor Krishna, asimismo imágenes de otras formas de Dios adoradas en los hogares hindúes.  ¡También produce crucifijos y platos con marcas místicas, todos iconológica y artísticamente perfectos, y todos hechos por un movimiento de la Mano!

Da fotografías de Sí Mismo, solo o con Sai Baba de Shirdi, o de la Deidad elegida por los devotos. Algunas de estas fotografías son muy singulares. ¡Una vez se materializó una fotografía de Sri Ramakrishna Paramahamsa con cuatro imágenes de Sai Baba de Shirdi en un cuadrado en la región de su corazón y Sri Sathya Sai Baba en el centro de esa forma! En otra ocasion, Baba le dio a un devoto un par de sandalias plateadas que se materializaron milagrosamente en Sus pies.

Baba se complace en recomendar a los interesados que canten el Nombre y mediten en la Forma del Señor que más les atraiga. No ha venido a suplantar o destruir, sino a implementar y cumplir.

Una tarde, en las arenas del río, un visitante llevaba una insignia con la representación de una pareja santa, Kusuma y Haranath. Baba hizo un breve relato de sus vidas y dijo que difundían el mensaje del canto sagrado. Incluso mientras hablaba, "tomó" de las arenas un hermoso ícono de plata, Kusuma y Haranath, ¡de pie sobre una serpiente enroscada debajo de su capucha extendida! Había un punto de azafrán real en la frente de Kusuma. Otra vez, le dio a un devoto que lo adoraba como Siva, ¡una gran caracola de colores con la palabra Siva-Sayi grabada en ella!  Baba también expresa Su amor y sabiduría animando a todos a marchar valientemente por el camino que han elegido para sí mismos.

Se han creado y dado imágenes de sándalo, iconos de plata, sandalias de plata, figuras de marfil, ídolos en la aleación sagrada de cinco metales, emblemas de Siva en piedra rojo sangre, topacio verde o azul o zafiro. También ha regalado anillos engastados con gemas y medallones de diferentes variedades según lo dicta la necesidad o el estado de ánimo del momento. ¡Muy a menudo, cuando ve a un devoto que tiene un anillo engarzado con gemas, se ríe de él por llevar la carga de una piedra sin pedir salario! Tomando tal anillo en Su mano, lo acaricia con Su palma. La gema se desvanece y en su lugar queda un retrato de Sai Baba de Shirdi, Sri Sathya Sai Baba o ambos. O puede ser Sri Rama, Sri Krishna o cualquiera de las otras Formas de Dios.

En Venkatagiri hay una hoja de sellos postales que sufrió esta transformación milagrosa hace muchos años. Al ver la lamina con el emperador terrenal, Baba dijo en broma: "¿Por qué tienes un conjunto de cosas así?". Incluso mientras hacía el comentario, Su Mano pasó suavemente sobre el papel, y cuando lo levantó, todas las figuras cambiaron milagrosamente; la ilustración y el precio desaparecieron; la imagen de Baba estaba impresa en cada sello y la inscripción era "Sri Sathya Sai".  Si se le ocurre la idea de iniciar a un aspirante con un mantra sagrado, simplemente enrolla un trozo de papel a la mano en ese momento, en un instrumento parecido a una aguja de punta afilada. En un segundo se transforma en plata o marfil, con la decoración añadida de la imagen de la Deidad invocada por el mantra. ¡Procede a escribir en la lengua del aspirante las sílabas místicas y luego presenta el instrumento a la persona para que lo guarde como un recordatorio de la Gracia del Gurú!

Sus Manos tienen otro poder milagroso, el de aumentar y multiplicar lo que quiera por el mero contacto. Por ejemplo, Baba multiplica la comida cuando la cantidad es insuficiente para las personas presentes. Él dispone, toca y el recipiente se llena. Una de esas escenas fue el Día de Vijayadasami en 1950, que es el último día de Dasara.  Del pueblo de Anantapur, varios devotos habían traído consigo dos canastas de hojas de Tulsi recién arrancadas.  Estaban sentados alrededor de las canastas, haciendo guirnaldas largas y gruesas con las hojas. Baba pasó por allí cuando su trabajo estaba casi terminado y los contenedores practicamente vacíos. Le preguntó al grupo, mitad en broma y mitad en serio: "¿Agotados? ¿Están listos para otras dos canastas de Tulsi?" Se entusiasmaron con la idea. Se inclinó y colocó Sus manos dentro de cada canasta. Cuando se puso de pie, las canastas se llenaron milagrosamente hasta rebosar de hojas verdes frescas de Tulsi.

Queda claro por qué Baba mismo sirve dulces y otros artículos en ocasiones cuando miles visitan y son alimentados en Prashanti Nilayam. Él da comida en abundancia, y siempre hay abundancia.  La abundancia es el sello distintivo de esa Mano.

Durante las procesiones, Baba, sentado en el palanquín adornado con flores, toma en Su Mano los pétalos de flores de las guirnaldas que le ofrecen y las arroja sobre las cabezas de los devotos.  ¿Qué cae al suelo debajo? Mentas, una vez; monedas, otra; retratos de Sai Baba de Shirdi o Sathya Sai Baba, o de ambos, en otra época. ¡No se puede predecir qué ni cuándo! Tal es el misterio de esa Mano. Varios devotos todavía poseen los artículos que recogieron el veintitrés de noviembre de 1950 durante la procesión desde el antiguo Templo hasta Prashanti Nilayam, inaugurado ese día. Estos artículos permaneceran inmaculados y brillantes durante generaciones, ya que son tan sustanciales como otros objetos materiales.

El monje Amritananda relató que sufría de asma crónica, una enfermedad que Baba diagnosticó que era causada y agravada por la práctica incorrecta de Hatha Yoga. Durante los meses que estuvo en Puttaparthi, las medicinas que Baba le dio mantuvieron alejados los espasmos y el Swami quedó libre de la terrible aflicción. Refiriéndose a estas medicinas, el Swami dijo: "Los dos primeros días me dio cenizas que 'tomó' con un movimiento de la mano. Al tercer día llegó a Su mano un polvo pesado de color dorado que puso en mi  boca. Luego se volvió hacia los cuatro lados, y con cada movimiento de la mano, "manifestó" cantidades de un polvo de color cobre que aplicó en mi espalda y pecho. Después "tomó" Ceniza y la vertió en mi mano, pidiéndome que trague un poco cuando ocurrió el espasmo. Otro día Él 'tomó' raíces tiernas, suaves y vellosas de una planta y me pidió que las masticara y las tragara.

Mas adelante me dio una versión de plátano que nunca antes había visto en la India, Ceilán, Malasia o en el Himalaya. ¡Me dio un dátil sin semilla! 'Tomó' un puñado de hojas que exprimió. Recogió el jugo en un recipiente. Se materializó y luego me ordenó que lo bebiera.

"Otra vez agitó la mano y vi un manojo de hojas verdosas. Me las pasó con un brillo en los ojos y me pidió que las comiera todas. Me sorprendió descubrir que debajo de las hojas había pequeños  espinas afiladas. Cuando lo miré implorando, pensando: '¿De verdad quieres que me coma todo esto, espinas incluidas?' Se derritió un poco y extendió Su Mano, diciendo, 'Devuélvemelas'.  Puse las hojas en Su Mano, Él me las dio de nuevo. ¡No había una sola espina! Ni siquiera un vestigio o indicación de que la planta era de tal especie. Con alegría, me la comí toda. A los pocos días me llamó. Entró en Su habitación, y cuando agitó Su Mano, apareció de nuevo una cantidad considerable de hojas verdes. 'Un muy buen especifico', dijo, 'viniendo directamente de los Himalayas'.  Manteniendo la mitad de ellos, colocó la otra mitad en mi mano, diciendo: '¡Vamos! Mastica y traga'. Eran terriblemente amargas, y tuve que hacer uso de todas mis fuerzas ascéticas para realizar la tarea que me había sido asignada. Pero Él no mostró bondad y me dio el resto de las hojas, ordenándome, 'Termina esto también'. Esforzándome con todo mi coraje, puse en mi boca la segunda parte. ¡Si pudiera creerse que por un contacto más prolongado con Su Mano Divina la segunda mitad se había vuelto indeciblemente dulce, más dulce que la caña de azúcar o la miel! Él se rió de mi alegría y alivio, y llegué a saber que los caminos del Señor son verdaderamente inescrutables". Este informe genuino es de un anciano renunciante, que estuvo mucho tiempo con Ramana Maharshi y que era erudito en los Vedas y Vedanta.

Cada vez que Baba elige dar a los pacientes una medicina o un fármaco curativo, agita Su Mano y obtiene píldoras, polvos, botellas de mezclas, ungüentos, jarabes, aceites o frutas. A veces, por pura diversión, Él puede arrojar una fruta hacia uno, y cuando el feliz destinatario realmente atrapa el regalo, ¡otra especie de fruta puede llegar a su mano! Él podría hacer un gesto de arrojar sin nada aparentemente en Su Mano. La persona a la que se dirige el lanzamiento debe tener cuidado, ¡ya que una fruta está en camino!  Cuando a alguien le dio un ataque de estornudos, lo llamó a Su lado y "tomó" algunos dulces que le dio a tragar.  Cuando otro sufría de fiebre durante mucho tiempo, Baba, acercándose al borde de la cama, agitó Su Mano y "tomó" algo que puso deliberadamente en la mano del paciente, quien se incorporó con reverencia para recibirlo.  ¡Era un gran abejorro que se fue volando, junto con la fiebre!

Cuando un devoto pidió permiso para salir temprano de Puttaparthi para poder asistir a una convocatoria y recibir un diploma, Baba dijo: "¡Te lo daré ahora aquí!" y agitó Su Mano. ¡Un diploma en miniatura, que reproducía exactamente todos los detalles del real que lo esperaba en Madrás, estaba alli!

Otro asombroso ejemplo de la divinidad de esa Mano ocurrió una noche cuando Baba se acercó casualmente a una ventana entreabierta en Su habitación.  Se fijó en una lámpara de mesa eléctrica en el alféizar. Nadie era consciente de sus intenciones. Los presentes vieron a Baba agitar Su mano. Cuando se acercaron rápidamente para ver lo que emanaba, les mostró Su palma en la que descansaba un retrato de Él mismo en una película a color. Evidentemente quiso que algo transparente fuera parte de la pantalla de la lámpara. Lo sostuvo a la luz. Algunos comentaron que el fondo de la imagen podría haber sido un poco más prominente; algunos dijeron que el cabello estaba un poco torcido;  ¡uno comentó que la cara no estaba recién afeitada! Silenció todos esos comentarios al declarar: "Mis queridos amigos, no ven, es mi foto, tal como estoy ahora, con este vestido, este fondo, esta ventana entreabierta, esta puerta, esta cortina en la puerta, este interruptor". ¡Mientras miraban, la maravilla creció!  Fue como si en una millonésima de segundo, alguien hubiera venido con una cámara, la enfocara y tomara una fotografía en color, la revelara, la lavara y secara, ¡y la entregara a las Manos de Baba!

Una noche en Prashanti Nilayam, mientras hablaba sobre el parentesco entre el hombre y otros animales, y las diversas teorías acerca del origen del hombre, Baba dijo que el animal humano está más relacionado con los monos que habitan en los árboles que con las variedades que habitan en la tierra.  Habló de un simio sin cola ni pelo que vivía en los árboles. Cuando un oyente interesado, un profesor de antropología, no pudo entender bien el tipo, Baba agitó Su Mano, y había un pequeño modelo del simio al que se había referido. La miniatura, una obra de arte y precisión científica, está ahora con Él.

En Thippegondanahalli, el lago cerca de Bangalore, algunos devotos habían disfrutado de una tranquila mañana con Baba. Después de una larga discusión sobre la doctrina del renacimiento y la naturaleza del alma, Swami materializó un pequeño recipiente plateado con tapa de rosca lleno de amrita y lo distribuyó al grupo. Luego le dio el contenedor a un hombre y su esposa que pronto se irían a Inglaterra. Cuando notó la desilusión de la pareja al recibir sólo una vasija vacía, Él se la quitó, y sin siquiera mover la Mano, se la devolvió. ¡Estaba llena del precioso néctar!

Posteriormente, el grupo se dirigió al embalse que abastece de agua a Bangalore. Mientras el ingeniero describía la historia del proyecto y señalaba los dos ríos que se unían en el lugar y el pináculo del templo que se había hundido en el lago creado por la presa, Baba se quedó escuchando a la orilla del agua. De repente sumergió Su mano en el agua y luego levantó Su palma que contenía algo de ella. Para sorpresa de todos, la palma de Baba sostenía un lingam, brillando al sol, con pasta de sándalo y hojas de bilva, ¡como si lo hubiera tomado de un santuario donde se le estaba ofreciendo adoración! Se volvió hacia un miembro del grupo: "Toma esto y adóralo todos los días. Adoras a Siva, ¿no es así?"  De hecho, el hombre era miembro de la secta que adoraba la forma de Siva representada en el templo en la confluencia de los ríos.

Cuando Baba bendice a Sus devotos y accede a que organicen el matrimonio de sus hijos en Prashanti Nilayam en Su presencia inmediata, a veces crea un disco de oro y se lo da al novio para que lo ate alrededor del cuello de la afortunada novia. Un movimiento de la mano, y el disco ensartado en una cuerda de color azafrán está allí en un momento. A veces, cuando se lleva a cabo la ceremonia de perforación de la oreja, Baba incluso materializa un alambre de oro doblado y puntiagudo con el que se perfora el lóbulo de la oreja y que sirve como arete para el niño. ¡Es imposible enumerar todas las capacidades de la Ondulacion de esa Mano!

Cuando Baba decide recurrir a la cirugía para curar una enfermedad o un defecto, agita Su Mano y los instrumentos necesarios están en Su Palma.

Otro incidente muestra cómo el movimiento de la Mano puede transmitir este milagroso Poder Divino a la mano de otra persona. Sucedió hace algunos años cuando Baba era adolescente. Con un gran número de devotos había cruzado el río hasta un jardín cerca de Saheb Tank. La comida fue preparada y consumida. El grupo regresaba al pueblo mientras la oscuridad caía rápidamente sobre las orillas del río. De repente, mientras pasaban por un arbusto, Baba delante de los demás, ¡algo cruzó la arena y se enroscó alrededor del pie derecho de Baba! "¡Una serpiente, una serpiente!", surgió el grito. Una cobra mordió el dedo del pie derecho de Baba, se desenroscó en un instante y huyó como una flecha por la arena. Baba dijo: "Déjala ir", pero los que estaban enojados con la cobra la persiguieron, deseando matarla. Baba gritó: "Ve", en un tono autoritario, y la serpiente se adentró en la oscuridad y no se la volvió a ver más. Mientras tanto, los efectos del mordisco se hacían evidentes. Baba pareció desmayarse y cayó al suelo.  Algunos hombres corrieron al pueblo para informar a Pedda Venkappa Raju.  Otro, que conocía la dirección de un mago que residía a una milla de distancia, corrió a buscar su ayuda.  Baba hizo algunos gestos a uno de los dos devotos que intentaban prestar primeros auxilios, para agitar su mano.  El devoto así lo hizo y sintió un empujón dentro de su palma. Surgió un talismán.  Baba le indicó que lo aplicara, junto con la espuma de Sus labios, en la herida.  Hizo lo ordenado. En cuestión de segundos, un Baba "en buen estado" se levantó, para el intenso alivio de todos, y comenzó a hablar como si nada hubiera sucedido para romper la dicha de ese feliz día.

En ese momento, los padres y otros llegaron corriendo con un enorme arsenal de drogas, ritos mágicos, raíces, piezas de discos de gramófono, botellas de productos específicos que se venden en las ferias de los pueblos y, por último, pero no menos importante, el célebre mago que vivía a una milla de distancia.  Baba los saludó a todos alegremente.

Más tarde, Baba explicó que podría haber "tomado" el talismán, pero dado que Él nunca usa para Su propio beneficio nada de lo que materializa de Su propia Mano, tuvo que transmitir Su gracia a otra mano.

Se ha dicho acerca de Sai Baba de Shirdi: "Mientras los devotos se despedían, Baba les dio Ceniza como Prasad, untó un poco de él en la frente de los devotos y colocó Su Mano que otorga bendiciones sobre sus cabezas".  Sri Sathya Sai Baba también hace esto.  ¡Sus Manos confieren las bendiciones que los devotos merecen y tienen el toque sanador para erradicar enfermedades, alejar el mal y reescribir el destino!

Fuente: De Satyam Shivam Sundaram Volumen 1,  por Narayan Kasturi (La Vida de Bhagavan Sri Sathya Sai Baba)

miércoles, 14 de septiembre de 2022

ENTREVISTA CON EL PROF. G. VENKATARAMAN



ENTREVISTA CON EL PROF. G. VENKATARAMAN
Cortesía de Radio Sai Armonía Global
(Paginas web: radiosai.org y h2hsai.org)
Les presentamos ahora una conversación con el Prof. G.Venkataraman, un eminente científico que ha tenido una brillante carrera científica durante casi cuatro décadas. Nombrado Padmashri, tercer mayor título honorífico Indio, el Dr. G.Venkataraman es también el recipiente de otros Premios honoríficos incluidos el Sir C.V. Raman Award, otorgado por la Comisión de Becas Universitarias, la Medalla Centenaria Sir C.V. Raman, y la Medalla de la Academia Nacional de Ciencias Indira Gandhi. Es el autor de varios libros, incluyendo una biografía científica de Sir C.V. Raman. Ha servido también como el Vice Canciller de la Universidad Sri Sathya Sai. Conversando con él está el Sr. Ted Henry, un periodista de los Estados Unidos de América.
T.H.
Dr. G.Venkataraman, es un placer estar aquí sentado, conversando contigo en el programa de hoy. Pero ¿no te sientes extraño, sentado a ese lado del micrófono? ¡Porque normalmente eres tú el que haces las preguntas! (se ríe)
(El Prof. G. Venkataraman es quien normalmente lleva a cabo las entrevistas emitidas en Radio Sai, Armonía Global, Prashanti Nilayam, Puttaparthi. N. del Tr.)
Eres un hombre de Letras y un hombre de Ciencias, y yo siempre he creído que la Ciencia y la Espiritualidad simplemente no se mezclan. ¿Cuál fue la causa de que tú entraras en los mundos de ambas disciplinas?
Prof G.V.
Bien, me alegro de que me hagas esta pregunta, pues aprovecharé para clarificar algunas ideas erróneas. Dejaré aparte el aspecto filosófico, hablando del aspecto meramente humano. El que los científicos se burlen de la Espiritualidad es sólo una moda reciente. Sin necesidad de retroceder mucho en la Historia, mira simplemente a Newton, o a Galileo. Tomemos a Newton. No sé si lo sabes, pero Newton había tenido un deseo muy grande de ser sacerdote.
T.H.
No, no lo sabía...
Prof G.V.
Y tenía mucha fe en Dios. Siempre se maravillaba del poder de Dios. Por ejemplo, el creía en el Espacio Absoluto, un concepto en la Física. Por supuesto, hoy sabemos que no hay Espacio Absoluto, hay sólo Espacio-Tiempo Absoluto, esto vino con Einstein y es otra historia. Pero de lo que se trata es que Newton dijo: "Tiene que haber Espacio Absoluto - sino no sería consistente con la Divinidad". Y de manera similar miró su pulgar y dijo: "El pulgar mismo es suficiente para probar la existencia de Dios".
Y Newton no era una singularidad aislada, como diríamos en matemáticas, no era una excepción. Ese era el sentimiento que prevalecía en aquellos tiempos. Has de saber que hasta el Renacimiento no hubo separación entre la Filosofía y la Ciencia. De hecho, aún hoy en día, cuando uno saca un Doctorado, es un Doctorado en Filosofía, en Filosofía Natural. Más tarde comenzaron a separarse los caminos, y para ello hay muchas razones históricas.
Para mencionarte otro caso más, Maupertius, el primero en descubrir el principio de lo que llamamos la Acción Mínima, dijo: "Dios lo ha ordenado de esta manera". Así que todo el mundo invocaba a Dios, y atribuía las leyes de la Naturaleza a Dios.
Hace muy poco, en 1920, Werner Heisenberg, por aquel entonces un hombre muy joven, hizo uno de los descubrimientos más profundos de ese siglo, el siglo 20. A las tres de la madrugada descubrió las leyes de la Física Cuántica. Era la primera vez, y luego le escribió una carta a su hermana, diciéndole, "Me sentí como si estuviera mirándole por encima de los hombros a Dios cuando Dios estaba componiendo la Sinfonía del Universo". Y fue un recipiente del Premio Nobel. No te voy a dar una larga lista de nombres, pero pasemos a Charles H. Townes, profesor de Colombia, que recibió el Premio Nobel debido al descubrimiento del Principio del láser y del máser. Dijo, "La ciencia explica el cómo del Universo, y la filosofía espiritual y la religión explican el porqué del Universo".
T.H.
¿Cuándo comenzaste a interesarte en el Porqué?
Prof G.V.
Bien, mi caso es algo diferente - ¡por la simple razón de que yo llevaba una doble vida, por así decirlo! (se ríe). Habiendo nacido en la India y habiendo nacido en una familia tradicional, fui expuesto a la religión, a los grandes épicos, etc. Y a mí de niño me dieron muchos libros a leer, libros relacionados con nuestros épicos, libros que leí y que me gustaron. Por otra parte, la forma de Dios que a mí me atraía mucho era la de Rama, Quién representó la Verdad y la Rectitud. Su vida era la vida de una Persona Ideal. Y naturalmente inspiraba mucha admiración, y era adorado por multitudes. Y por aquella época, cuando yo era un niño pequeño, Gandhi estaba muy presente, y Gandhi adoraba a Rama, de hecho murió repitiendo el nombre de Rama. Así que adorar a Rama era muy aceptable sobre todo debido a Gandhi.
Pero cuando comencé mi carrera de científico, sabes, a veces pensaba en Dios y a veces en la Ciencia, y por supuesto, hubo períodos en que comencé a cuestionarme ciertos aspectos. Pero luego a medida que fui madurando, y tal vez adquiriendo sabiduría, si me permites decirlo así, me di cuenta, como dice Baba, de que la Ciencia es sólo la mitad de la historia. Y la Espiritualidad es la otra mitad. A no ser que tengas ambas mitades, no tienes la imagen entera.
T.H.
Ya que mencionaste el nombre de Gandhi - si me acuerdo correctamente, en el año 1935 Gandhi estaba hablando con un reportero de un periódico de Londres, y fue entonces cuando hizo el comentario: "Mi vida es mi mensaje". Hay Alguien más que también ha hecho ese comentario a menudo. ¿Qué significado tiene Sathya Sai Baba en tu vida?
Prof G.V.
¡Para que te explique eso necesitaríamos más de media hora! Pero permíteme que lo ponga de manera muy simple. Pienso que Sathya Sai Baba no sólo me ha transformado, sino que ha hecho que mi vida cobre sentido. Yo vivía metido en muchas cosas diferentes, a mi me gustaba esa vida, me daba satisfacción, por lo menos algunas de esas cosas. A veces, los mismos sucesos acababan conmigo, pero eso es otra historia. Pero no realizaba la respuesta a ciertas preguntas básicas. Sabes, Steven W. Hawking finaliza su libro, no me acuerdo del título exacto, tiene algo que ver con el tiempo...
T.H.
¿"La Historia del Tiempo"?
Prof G.V.
Si, creo que sí. Fue un best seller del New York Times. Hawking acaba el libro con algunas preguntas como: "No sabemos porqué el Universo existe, ni cual es nuestra relación con él", etc.
A mi estas preguntas me parecieron muy interesantes, porque la filosofía espiritual comenzó hace miles de años, cuando el ser humano empezó a hacerse estas mismas preguntas. El hombre de antaño vivía bajo el toldo de las estrellas. Así que veía la naturaleza y se comenzó a cuestionar todas estas cosas, usando el don que Dios le había dado.
Ahora vivimos en casas, cerramos las ventanas, cerramos las puertas, ponemos cortinas, y todo lo que vemos es el techo y la pantalla de la televisión, por lo que no nos asombramos de nada, no tenemos ni que pensar, hay otros que piensan por nosotros. Pero el hombre de antaño no era así, y se hizo estas mismas preguntas. ¿De dónde ha venido todo esto? ¿De dónde vengo yo? ¿Qué relación hay entre mí y el Universo?
Hoy día aún tenemos las mismas preguntas. Eso es porque no prestamos atención a las respuestas a esas preguntas, respuestas que fueron descubiertas por hombres sabios en diferentes partes del mundo.
Sathya Sai Baba me hizo entender cuales son esas respuestas. E hizo que reflexionara acerca de muchas cosas. Y también hizo que entendiera el verdadero propósito de la vida humana. El verdadero propósito de la vida humana, tal y como lo veo ahora, es el reconocer la Divinidad inherente en el ser humano. Y esto es algo que ha sido reconocido por muchas religiones. Todas ellas dicen, "Dios creó al hombre a Su imagen y semejanza". Bien, si Dios es Divino, ¡entonces el ser humano ha de ser inherentemente Divino también, si es la imagen de Dios!
T.H.
Para llevar a cabo la transformación a la cual acabas de aludir, hace falta un esfuerzo. Y según tu propia admisión, la vida tal y como la vivías te daba satisfacción. ¿Qué sucede con la persona que veo frente a mí hoy día? ¿Cuál fue la razón de que decidieras hacer ese esfuerzo que el llevar a cabo esta transformación interna requiere, cuando eras perfectamente feliz, tal y como suena, antes de ello?
Prof G.V.
Bien, una pregunta muy interesante. Tal vez diría que, más que decidir yo hacer un esfuerzo, era algo que estaba divinamente trazado. La vida me había dado unos cuantos reveses mayores. Y tal y cómo dice uno de nuestros Santos, es solamente cuando te sientes miserable que comienzas a pensar en Dios. Cuando todo nos va bien, tomamos el crédito de ello y decimos: "Dios no tiene nada que ver con esto, el crédito es mío". Por supuesto, yo no dije nada parecido, pero mientras somos felices, Dios está fuera de la pantalla de nuestro radar. Pero cuando nos sentimos miserables, entonces empezamos a pensar en Dios.
Y bien, una cosa llevó a la otra y vine aquí y vi a Bhagaván. Me cautivó, y pasé por toda la euforia del principio, pero luego, el científico dentro mío despertó y comencé a prestar seria atención a Sus discursos. Leí mucho, aquí y allá, acerca de cosas de las que nunca había leído nada, y comencé a reflexionar. Porque eso es lo que haces en la Ciencia, sabes, lees la tesis de otro científico y tratas de descubrir si tiene razón o no. Si ves que está en lo cierto, tratas de superarlo. Si no está en lo cierto, destruyes su teoría. Así es cómo se juega el juego...
Pero aquí yo traté de entender lo que Baba decía, y no sólo me daba mucho sentido, sino que también me decía cómo podía usar el resto de mi vida para serle útil a la Humanidad. Y aquí me influyó mucho una frase de Victor Weisskopf, un científico austriaco que se fue a América al principio de los años 30, escapando de Hitler, claro. Era un físico muy bueno, muy distinguido, y un europeo muy culto. Y dirigiéndose a la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, dijo:
"El conocimiento sin compasión es inhumano, y la compasión sin conocimiento es inefectiva".
Así que me dije, "Se supone que tengo cierto conocimiento científico, ¿quiero ser humano o inhumano?" Bien, la elección era obvia, especialmente estando en la proximidad de Bhagaván Baba. Así que he tratado de usar el tiempo que tengo y los talentos que Dios me ha dado en el servicio de la Humanidad, en cosas que yo sentí eran útiles y que estaban a mi alcance.
T.H.
Yo mismo he reconocido compasión aquí, la he visto con mis propios ojos, también he visto mucho conocimiento, y un fenómeno de Amor. Pero yo he venido aquí varias veces. Ahora bien, hay mucha gente en este mismo momento escuchando esta entrevista en diferentes partes del mundo, y algunos de ellos tal vez oigan el nombre de Sai Baba por primera vez. ¿Quién es Sai Baba?
Prof G.V.
Esa es una buena pregunta. De hecho El mismo ha puesto esa pregunta y la ha respondido muchos años atrás. Bien, todo depende de a qué nivel estés buscando la respuesta. Si estas buscando una respuesta a nivel periodístico, te daría un breve boceto, Sai Baba nació en tal y tal familia el 23 de Noviembre del año 1926 en una remota aldea de unos cien habitantes etc. Si me pides que te describa a Bhagaván Sri Sathya Sai Baba, te diría, en términos puramente humanos, que es Amor Puro personificado, y también todas las ramificaciones del amor puro, tales como la compasión, la tolerancia...
T.H.
¿A veces severidad?
Prof G.V.
Sabes, la severidad es sólo una apariencia. El no puede realmente ser severo, es sólo como el padre que regaña al hijo. El padre no puede dejar de amar a su hijo, ni la madre, pero a veces es necesario un poco de corrección. Así que yo no pondría mucho énfasis en esa severidad. Por cierto, eso me recuerda un incidente que tal vez te guste oír. Es algo que sucedió hace muchos años. Durante la guerra del Vietnam había un grupo de músicos encargados de entretener a las tropas estacionadas ahí. Tenían unos días libres, de manera que pudieran descansar y recuperarse. Y por alguna extraña razón decidieron venir a Bangalore a ver a Sai Baba, en vez de ir a Bangkok o a Hong Kong, que eran los lugares dónde la gente normalmente iría, en aquellos momentos. Y tuvieron muchas experiencias. Y lo interesante es lo siguiente. Había entre ellos un hombre que era el líder del grupo. Baba parecía que siempre lo miraba como si estuviera molesto con él, o enfadado. Pero el hombre de esta historia no se preocupaba por ello.
Esto continuó durante seis o siete días, y un día Baba le preguntó: "¿No crees que estoy enojado contigo?", y el hombre tranquilamente respondió, "No creo que estés enojado conmigo, pero sí que estás actuando como si lo estuvieras. ¿Cómo podrías estar enojado? No conoces la ira".
Y Swami se rió y dijo: "Es cierto. ¡Ese es mi Ser real y tú has logrado ver a través del velo!"
T.H.
Yo Le he visto también bromear con un gran sentido del humor. ¿Cuánto ves de esta faceta Suya, regularmente? Porque tú estás tanto a Su alrededor…
Prof G.V.
Sabes, todo depende. Diferentes personas ven diferentes aspectos de Baba. El dice: "Cuando estoy con un niño, soy como un niño, cuando estoy con un hombre, soy como un hombre", etc. Aquí vienen muchas personas de muchos lugares, y vienen con muchas expectativas, así que Baba les da felicidad a través de este tipo de experiencias. Cuando estás cerca Suyo y trabajas para El, con nosotros no dedica mucho tiempo a estas cosas. Ocasionalmente si, pero la mayoría del tiempo encontramos nuestra felicidad simplemente en trabajar para El, y saber que El lo sabe todo. No lo decimos, ni El nos lo pregunta.
T.H.
¿Has sido capaz, tú personalmente, de penetrar ese velo de quien Sai Baba es?
Prof G.V.
Bien, no sé si puedo responder a esa pregunta en su totalidad, porque yo sé, con mi entendimiento y mi razón, que El es una Encarnación de Dios, lo sé por razones lógicas y todo eso. Pero pienso que como ser humano, eso no es suficiente. Tengo que sentirlo en mi corazón, sólo entonces podré decir que he penetrado el velo. A veces, hay momentos que siento que lo he penetrado, y luego hay otras veces en que no puedo sentirlo con total certidumbre. Tal vez porque en esos momentos mi mente está divagando y mi corazón no está armonizado.
Pero en lo profundo de mi corazón sé que El es una Encarnación, que es Amor Puro, que es Compasión. No tengo duda alguna de ello.
T.H.
Hay más de 6 billones de personas en esta tierra. Sai Baba ha estado aquí desde hace unos 80 años. Si El es eso que acabas de describir y más, ¿por qué sólo unos pocos, relativamente hablando, conocen Su nombre?
Prof G.V.
En lo que a conocer Su nombre se refiere, creo que puedo responder a tu pregunta. Es principalmente porque El nunca ha buscado publicidad, ni tampoco la permite. Si comenzaras a utilizar los medios de comunicación y de publicidad, Su nombre sería mucho más conocido de lo que lo es. Pero no nos olvidemos de que incluso sin ello ha llegado a incontables corazones en muchos países. Hay países de donde no ha venido nadie, como por ejemplo Cuba, pero El es conocido allí. Leonardo Gutter de Argentina me dijo que hay algo así como 20.000 seguidores de Sai Baba en Cuba, incluido el hermano de Fidel Castro.
T.H.
¿Cómo conocieron a Sai Baba?
Prof G.V.
Bien, El tiene Sus propios métodos. No recuerdo los detalles, pero alguien mandó allá una foto o una carta, y así comenzó todo. Es algo que sucede una y otra vez. Te daré lo que en mi opinión es un ejemplo clásico. Si en tu corazón tienes un sentimiento por Dios, y no tiene que ser Sai Baba…
T.H.
… Y eso es algo que El ha dicho muchas veces…
Prof G.V.
Lo dice. Y lo siguiente le ha sucedido a mucha gente. Si en tu corazón tienes un sentimiento por Dios, El vendrá a ti. Ha sucedido una y otra vez. Toma el caso de James Sinclair, que nos lo ha contado en primera persona. No sabía nada acerca de Sai Baba, pero a menudo solía preguntarse a sí mismo: "¿Cómo es que he llegado 2000 años demasiado tarde? ¿Cómo es que no he nacido en la época de Cristo?" El tenía un profundo anhelo por Dios. Y Swami lo llamó. Y este tipo de cosas le ha sucedido a mucha gente. Mira a Rusia. Hace diez años no había ni un solo ruso por aquí.
T.H.
Hoy son muchos los que vienen…
Prof G.V.
Lo que sucedió es que en algún lugar en lo profundo del corazón de estas personas había una gran sed de Dios. Y creo que Baba le dijo a alguien, en el tiempo en que Rusia estaba cambiando: "La gran nube negra sobre Rusia se está alzando". Y cuando se levantó, dejó un vacío, y buscaron aquí y allá, y los que Lo anhelaban comenzaron a venir aquí. Por cada persona que viene, hay por lo menos cien otros que no son capaces de venir, hemos oído muchas historias de ello. Así que mi respuesta a tu pregunta es que si anhelan a Dios, El se les revelará de una manera u otra. En el momento correcto.
T.H.
Parece que en Occidente esta teniendo lugar un despertar, una apertura de conciencia, particularmente en América. Hace no mucho había un artículo en el International Herald Tribune, otro en el complemento del domingo del New York Times, de media página. He de imaginar que hay miles, sino millones, de personas que están viendo Su nombre impreso, viendo Su foto, por primera vez. ¿Están listos para agrandar las puertas del ashram, para acomodar a la multitudes de personas que vengan a ver a Sai Baba?
Prof G.V.
No hay necesidad de agrandarlas, ¡además colapsarían! (se ríe). Si es que vienen "en multitudes". Yo creo que ya están viniendo. En India, cada vez que Baba viaja a algún lugar, acuden enormes multitudes. Lo he visto personalmente en el año 1999. En ese año tuve el placer, el privilegio y la bendición de ir con El primero a Delhi y luego a Bombay. Fue un viaje de siete días. Baba tuvo que dar Darshan en el mayor estadio de la India, el Nehru Stadium, que fue construido para los Juegos Asiáticos. Es un lugar donde tienen cabida unas 100.000 personas, y ahí fue donde tuvo lugar el evento, y la gente llenaba todo el estadio, el área simple y la galería, había un tremendo hambre por El. Y ha sido así desde hace años. Yo creo que la gente es atraída por El en su debido momento, en el momento correcto.
T.H.
Hablaste de ateos, gente que no ha tenido ninguna religión durante muchos años, que ahora está siendo atraída por Baba, gente de Cuba, de Rusia. Por supuesto, aquí en la India hay millones que Le tienen un afecto extraordinario. También soy consciente de que el Primer Ministro de la India, que es hindú, es devoto de Sai Baba, y de que el Presidente de la India, que es musulmán, siente de la misma manera. Háblame un poco de esa habilidad que tiene de unir a gente de diferentes trasfondos religiosos, algo que Lo hace único.
Prof G.V.
Es muy simple. El no habla de religión, El habla el lenguaje del corazón. Eso es todo. La mejor manera de describirlo es explicando lo que un Sr. Wellington nos dijo hace algunos años, en una charla que dio aquí. Este Sr. Wellington, debiera mencionar, es cristiano, y viene del estado de Kerala, al Sur de la India. Y era un miembro del Gobierno Comunista. Es la primera vez que un gobierno comunista ha sido instalado a través de las elecciones, eso sucedió en Kerala. ¡Llegaron al poder mediante las elecciones, y no mediante los tiros! Este señor era un miembro de ese Gabinete, y era el ministro de la Salud. Baba fue a Kerala, y le pidieron que bendijera un Hospital, y este hombre tenía que venir al evento como el ministro de Salud. Y no le gustaba nada, porque era un comunista, y se suponía que era cristiano. Pero fue. Y quedó encantado, y decidió venir a ver a Baba aquí a Puttaparthi. Asi que vino, y al entrar por la puerta del ashram, sintió que estaba en una atmósfera hindú, y eso no le gustó nada.
Baba le llamó a una entrevista, y lo primero que le dijo fue: "Wellington, se un buen cristiano. No un cristiano, sino un buen cristiano". Este hombre quedó asombrado porque Baba no estaba tratando de convertirle de una religión a otra.
Baba siempre dice: "Quiero sostener a las personas en su propia fe, que entiendan su fe con mayor profundidad y la fortifiquen".
Un credo es sólo un camino en particular a Dios, ¿porqué cambiar de camino? No hay necesidad. Y esto es por lo que gente de tantas diferentes religiones se siente atraída a El. En el caso de musulmanes, yo he visto venir a grupos muy grandes de musulmanes, en particular del Irán. Vienen, Les da entrevista, Le dicen, "Baba, queremos presentar cantos devocionales", así que les permite que canten bhajans. Y todos sus bhajans son a Allah. Y nosotros – por supuesto, no conocemos los cantos, así que no podemos participar en ellos. Pero estamos ahí sentados, escuchando, y el programa continúa durante tal vez media hora.
Baba no tiene sentimientos divisivos. De hecho, si sales del ashram y vas al pueblo, verás una mezquita. Esta mezquita fue construida por El, porque los musulmanes de este pueblo tenían que ir hasta Bukkapatnam, que es un pueblo mayormente musulmán, y que está a seis kilómetros, y les resultaba muy difícil. Así que Baba les dijo, "No se preocupen, no tienen que caminar tan lejos, yo les daré una mezquita". Y les ha dado una mezquita. El no tiene diferencias.
Hace algunos años se celebró una boda en masa, en la cual se condujeron al mismo tiempo las ceremonias para el casamiento de un número de gente tan pobre que no podía permitirse el coste de una boda. Yo estaba presente, era durante las celebraciones del 70 Cumpleaños de Swami. Allí había cristianos, había musulmanes. Vinieron sacerdotes musulmanes que llevaron a cabo las bodas de los musulmanes de acuerdo a sus ritos, había sacerdotes cristianos, que celebraron las bodas a su manera, y por supuesto, había hindúes, que eran la mayoría, y ellos llevaron a cabo el matrimonio de acuerdo a sus costumbres. A Baba simplemente no le interesan las diferencias en los detalles de los procedimientos. El dice: "Mi lenguaje es el lenguaje del corazón, y Mi religión es la religión del amor". Así que no hay problemas. Somos nosotros los que creamos los problemas. El no tiene problemas.
T.H.
Aquí me he encontrado con personas que están muy apegadas a la forma de Sai Baba, y me imagino que tú no eres ninguna excepción, y supongo que trabajas para El porque El así te lo ha dicho. ¿Qué sucedería si de repente El te dijera que fueras a trabajar otra vez al mundo fuera del ashram, que fueras al lugar de donde viniste, a Delhi o a Bombay? ¿Te resultaría fácil hacerlo? ¿Si El lo quisiera así, que no estuvieras aquí?
Prof G.V.
Permíteme que te responda la pregunta en dos partes. Primero - ¡Espero que no me lo pida! (se ríe) Pero - si El me lo dijera, yo Le obedecería, sin vacilar. Porque mi deber es hacer lo que me diga, y esperar que El este complacido con lo que hago. En cuanto a mi se refiere, no tengo dudas con respecto a ello. Pero diferentes personas están hechas de diferentes maneras. Yo le doy mucha importancia a lo que dice Baba, y Baba habla a menudo de la importancia de obedecer las ordenes Divinas. Si El me lo dice como una orden divina, definitivamente lo haría. Tal vez lloraría un poco, pero eso es otro tema. Llevo siempre un pañuelo conmigo, así que eso no tiene tanta importancia...
T.H.
Probablemente ya hayas derramado alguna que otra lágrima alrededor de Sai Baba, pero de alegría, por la simple razón de que pareces estar en una posición muy afortunada, estando tantas veces en Su proximidad inmediata. ¿Cómo describirías la faceta humana de Sai Baba, que tienes la fortuna de ver tan a menudo?
Prof G.V.
Bien, yo diría que Baba mismo lo ha descrito de una manera que responde tu pregunta. Puedes estar muy cerca Suyo y perdértelo, y puedes estar muy lejos físicamente, y sin embargo estar muy cerca de El. Supongamos que yo estoy aquí sentado para el Darshan, y Le veo llegar. El viene, recibe unas cuantas cartas, le da vibhuti (ceniza sagrada) a uno y habla con otro. Le puedes ver meramente como lo haría un periodista, desde un punto de vista mundano, pero si le observas con mayor atención, ves con mayor profundidad. Infieres. Te daré un ejemplo de a lo que me refiero. El viene, viene lentamente, de repente se detiene y habla con alguien.
Hay dos razones por las que lo hace. Lo hace para darle felicidad a esa persona, y se queda ahí hablando también para que la gente ahí sentada lo puedan ver bien, más de cerca. Esto es algo que la gente a veces no aprecia, realmente. De esta manera le pueden ver sonreír, bromear, hablar, y esto en sí mismo ya les da mucha felicidad. Así El pasa casi veinte o veinticinco minutos, y son miles los que Le pueden ver, y es para ello por lo que vienen de tan lejos. Así que aunque no te hable a ti directamente, Le ves durante 25 minutos. Te recarga.
Luego sucede lo siguiente, y yo lo he visto muchas veces, y esto es lo que realmente me confirmó su Divinidad a mí personalmente. El viene con una sonrisa maravillosa. Y cuando se detiene en algún lugar a hablar con alguien, o aunque sólo se detenga pero no hable – yo he visto cómo el rostro de la gente se ilumina con sólo verle, cuando El pasa por entre ellos. Hay una refulgencia extraordinaria que ilumina las expresiones de aquellos por entre los que pasa en el momento en que pasa. Y esa refulgencia me convence de que en el interior de esas personas reside Dios, de que hay una Divinidad inherente en ellos. Hablo de todos, y a veces son personas que aparentemente no tienen mucho refinamiento humano, por decirlo de alguna manera. Pero cuando El pasa entre ellos, cambian por completo, Dios mío.
Ningún ser humano puede hacer algo así.
A veces cuando se detiene, pareciera que ve la Infinidad. Es como si todos los que están frente a El se hubiesen disuelto y se hubiesen hecho Uno, y El es uno con ellos. Está en un estado diferente, de Unicidad, y ha incluido en esa Unicidad a todos los que están ahí sentados. Yo lo he visto. Entonces de repente sale de ese estado y comienza a hablar con alguien, así que ves la Divinidad a un nivel relativo, practico, y en mayor o menor medida a un nivel abstracto, y por eso, es todo una pregunta de cómo tu Le ves.
El dice, si miras a Dios con un ojo humano, verás un ser humano, si miras a Dios con visión divina, veras lo Divino.
Esto no solamente vale para la forma de Sai Baba, vale también para la Naturaleza. Recuerdo un incidente que tuvo lugar hace muchos años. Yo estaba en los Himalayas, en un lugar llamado Gulmar, en Cachemira, en el norte de la India. Había un arquitecto conmigo que trabajaba en nuestro departamento, y que era cristiano. Y el miró todos esos maravillosos picos nevados, y miró los valles, y dijo: "Mira eso. No necesitamos construir iglesias, esta es la mayor iglesia que hay, y ha sido construida por Dios". Así que él no estaba viendo las montañas, estaba viendo a Dios. Si miras a Dios, verás a Dios. Si Le miras como ser humano, Le verás solamente como ser humano. Yo pienso que es una cuestión de percepción, y de tu condicionamiento, y de tu actitud. No sé si estas de acuerdo conmigo, pero ésta es la respuesta que te daría a tu pregunta...
T.H.
Si, si estoy de acuerdo. Pero aun estoy intrigado y quiero regresar al comienzo de esta conversación, al hecho de que eres un científico. Porque aparte de ver a Baba con tus ojos, oyes Sus palabras con tus oídos y las procesas como científico que eres, las procesas como persona educada. Y en algún punto del camino has hecho este cambio de ver a Baba más con tu corazón que con tus sentidos. ¿Es esto algo que sucedió de manera natural? ¿O tuviste que aprenderlo?
Prof G.V.
¡Pensaba que primero era un ser humano, y únicamente después un científico!
T.H.
Bueno - muchos de nosotros nos dejamos distraer tanto por lo que nos rodea, por los misterios de la vida, que a veces nos obsesionamos sólo con ello, y nos perdemos el sentimiento tras todo ello…
Prof G.V.
Sabes, la gente se obsesiona con la ciencia por dos motivos. Uno de ellos es que les da una posibilidad de estar en el centro de la atención publica. Y luego…
T.H.
Pero eso puede ser valido para cualquier profesión.
Prof G.V.
Si, es cierto. Pero mucha gente se dedica a la ciencia en particular porque compites con personas muy inteligentes. Y luego está el hecho de hacer descubrimientos - pero hay gente que después de un tiempo se cansa de ello. Y en lo que a mi se refiere, yo siempre tenia una especie de parte social dentro de mi. Siempre me molestó ver la pobreza, siempre me molestó la crueldad, la animalidad dentro del ser humano. Porque sabes, de alguna manera crecí bajo Gandhi. Para mi la ciencia no siempre tenía precedencia, no siempre era lo primero. Los problemas de la humanidad siempre me preocuparon, y llegó un momento en que me dije, "Bien, si he de unir estas dos partes dentro de mí en lo posible, y si una de ellas toma precedencia sobre la otra, que así sea, no hay problema".
Así que cuando dejé la investigación científica no me supo mal, realmente. Y de hecho, incluso dentro de mi carrera científica, por lo menos al final, más que dedicarme a la ciencia me dedicaba a la educación, siempre trataba de inculcar la importancia de los valores, de ser íntegro, sincero con uno mismo, la importancia del carácter. Enfatizaba mucho estos aspectos, y luego, cuando años mas tarde me encontraba con algunas de estas personas y ellas me agradecían el haber sido tan severo con ellos en el comienzo de sus carreras, me sentía muy feliz.
T.H.
Pareciera que Baba está enviando al mundo embajadores de todas estas cualidades. Los estudiantes de sus Institutos que yo me he encontrado como adultos, son faros de luz dentro de su comunidad, en Occidente, en América. Eso es algo que no hemos visto en nuestras escuelas desde hace mucho tiempo, donde estos valores, lamentablemente, no reciben mucha atención.
Prof G.V.
Eso es porque han cambiado nuestras prioridades. Al fin y al cabo, yo he leído acerca de George Washington y como él se mantenía firme en el camino de la verdad, sin miedo a las consecuencias. Y si escuchas los discursos de Baba con regularidad, te asombrarías de la frecuencia con la que menciona a Abraham Lincoln. Si hay dos personas a las que menciona con frecuencia, son Buddha y Abraham Lincoln. De hecho, las menciona con mayor frecuencia que a Cristo, porque de alguna manera son casos clásicos.
T.H.
Quisiera hacerte una pregunta acerca de la labor humanitaria de Sathya Sai Baba, los hospitales, que están más allá de cualquier descripción, las escuelas, el sistema educativo, los proyectos de agua potable. Supongo que no hay ninguna manera en que ni siquiera Baba pueda satisfacer estas necesidades a nivel universal. ¿Cuál es el propósito de esta labor? ¿Es el servir como modelo para otros? ¿Para demostrar que esta labor puede ser llevada a cabo incluso en la India, con muy poco dinero, y de manera efectiva? ¿Es ése el propósito por el cual Sathya Sai Baba les da tanta atención, para servir como modelo para otros?
Prof G.V.
Yo diría que hay muchas razones para ello. Yo no puedo hablar por El, pero si puedo decir que hay algunas lecciones obvias por aprender. La primera es que has de ser altruista en cualquier cosa que hagas, sea algo grande o algo pequeño. Si hay en ti algún trazo de interés propio, entonces hay posibilidades de fracasar, pero si tu acción o actividad o labor es totalmente altruista, entonces hay una enorme posibilidad de que fructifique. Una persona altruista está llena de amor, y el amor es mucho más poderoso de lo que pensamos. Yo diría que estos proyectos son demostraciones del poder del Amor. No es sólo el hospital y el proyecto de agua potable, esto y lo otro - son tantas las cosas que hace. El quiere mostrar que la manera de resolver problemas es el amor, que no hay ninguna otra manera. El conflicto ciertamente no va a resolver ningún problema. Puede hacerlo detonar, puede barrerlo debajo de la alfombra, puede, supuestamente, ponerlo bajo control. Pero sólo para que más tarde brote con una violencia mayor.
T.H.
El dice que no representa ninguna religión, que Su religión es la religión del amor. Oigo esa palabra una y otra vez, pero supongo que es la palabra más difícil de entender, para el ser humano en general, incluido yo – qué significa realmente el amor. Hablas acerca de actuar desinteresadamente. Yo no conozco a muchos que sean capaces de ello...
Prof G.V.
Sabes, hemos perdido la práctica, y por ello pensamos que es imposible. Pero en cierta medida todo nosotros estamos vivos debido al amor desinteresado, pero no nos damos cuenta de ello. Déjame describirlo así, he reflexionado mucho acerca de ello. Mira un recién nacido. El recién nacido no puede sobrevivir a no ser que la madre esté dispuesta a levantarse en medio de la noche y alimentarlo, limpiarlo, cuidarlo, etc. Esto es amor desinteresado en acción. Y este es en verdad el amor de Dios por el ser humano. Tú y yo no estaríamos vivos si nuestras madres no hubiesen actuado así. Y cada madre sobre la tierra lo hace todo el tiempo, desde el principio de la raza humana, pero no le prestamos atención a este hecho. De alguna manera, vienen otros factores y lo eclipsan.
La vida continúa debido al amor, y no es algo confinado a los seres humanos. Mira a una tigresa, cómo protege a sus cachorros, un gato, como protege a sus gatitos. Dios les ha dado esto a los seres vivos, afabilidad, compasión y amor. Por supuesto, aparece en forma distorsionada. En verdad, nuestro problema es que lo que estamos tratando de hacer es eliminar estas cualidades de nosotros, de nuestra vida. Ese es nuestro problema. Baba dice, "No, mantenganlas vivas".
T.H.
¿Durante cuanto tiempo más quieres seguir sirviendo en variedad de posiciones en este tema y capacidad, antes de que decidas simplemente retirarte y disfrutar del fruto de tus logros durante tantos años?
Prof G.V.
Es una pregunta interesante. Justo antes de que me retirara del servicio científico, vine a ver a Baba y le dije: "Quiero venir aquí y trabajar aquí". El me dijo: "No te estás retirando, ¡voy a cambiarte los neumáticos!" (Juego de palabras en ingles, el original dice, "You are not retiring, I am going to re-tyre you!") Así que con Baba uno no toma vacaciones.
Baba dice: "Cambiar el tipo de trabajo o tarea es descanso".
Y de hecho, sabes, ya no tengo preocupaciones u obligaciones pendientes, y no tengo ningún compromiso o plan en particular al que atender. ¡Mi única queja es que Dios me ha dado solo 24 horas por día!
No creo que lo pueda extender y hacer que dure un poco más. Por supuesto, si como Einstein dijo, fuéramos capaces de viajar a la velocidad de la luz, podría hacer que esas 24 horas duraran algo más. Pero eso no lo puedo hacer. He de estar donde estoy y hacer mi trabajo. Siento una fortaleza enorme, y mucho placer y felicidad en hacer el trabajo que Baba me ha encomendado. ¿Así que porqué cambiarlo por otra cosa? ¡No pienso cambiarlo por nada, de ninguna manera! No puedes venderme un ticket a Hawai porque no lo voy a comprar...
T.H.
¿Dirías que éstos son los días más felices de tu vida, o podrías ser enviado a Paris o Hawai y encontrar allí mayor felicidad?
Prof G.V.
No. Tal y como le dije a otra persona – éstos son los mejores años de mi vida. Y sin duda alguna son los años más útiles de mi vida. Sé quien soy, finalmente, sé lo que estoy haciendo, sé porqué lo estoy haciendo, para quien lo estoy haciendo, y le estoy muy agradecido a Dios por darme esta oportunidad. Si El me manda a Hawai a cumplir con alguna tarea, ¡me verás ahí trabajando, y no en las playas!
T.H.
Una última pregunta, ya que se nos está acabando el tiempo. Si éstos son realmente los mejores días de tu vida, y si no cambiarias tu lugar con nadie en la faz de la tierra, creo que esto es lo que has dicho, por extensión, entonces - para la persona que oye hablar de Sathya Sai Baba por primera vez - ¿Qué es la cosa más importante que le dirías en este momento, que le ayudara a entender porqué esta transformación ha ocurrido en ti, que te hace sentir que éste es el tiempo más importante de tu vida?
Prof G.V.
Bien, yo diría que entendí quien soy realmente. Soy un ser humano, y he de vivir como un ser humano. Y Baba nos ha dado una definición del ser humano, dice: "Un ser humano es aquel que tiene corazón", y para corazón, utiliza la palabra en sánscrito, ´hridaya´, y dice, "Hridaya es la palabra ´hrid´, más ´daya´, y daya en sánscrito significa compasión.
Así que, a no ser que tu corazón se desborde de compasión, no eres un ser humano. Y yo diría, Puttaparthi le esta diciendo al mundo ahora, descubre tu corazón, descubre la compasión y deja que llene todo tu cuerpo, y deja que fluya a través de tu cuerpo en actos de amor, es decir, de amor desinteresado.
T.H.
Gracias, Prof. G. Venkataraman, suenas muy bien desde ese lado del micrófono. ¡Debieras quedarte ahí durante algunos años más! (se ríe)
Prof G.V.
Gracias a ti, ha sido un placer hablar contigo y un cambio hablar a este lado del micrófono...
SAIRAM
Cortesía de Radio Sai Armonía Global
(paginas web: radiosai.org y h2hsai.org)

ULTIMAS 108 PUBLICACIONES

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net