EL DESPERTAR SAI
EL DESPERTAR SAI: Einstein y su esposa Mileva/ Lo que usted crea regresa/ 2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic Einstein y su esposa Mileva/ Lo que usted crea regresa/ 2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic - EL DESPERTAR SAI

SEGUIDORES SAI EN GOOGLE

SI GUSTAS DEJAR UN COMENTARIO

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net
EN VISTAS DINÁMICAS ABRE MÁS RÁPIDO LA PÁGINA

Un momento por favor, cargando... Om Sri Sai Ram Om Sri Sai Ram Om Sri Sai Ram

SAI NARAYAN HARI
Ir a descargar


HARE KRISHNA HARE KRISHNA KRISHNA KRISHNA HARE HARE
HARE RAMA HARE RAMA RAMA RAMA HARE HARE

MENU DE ENTRADAS



CAMBIAR TAMAÑO DE LETRA MAYOR  O MENOR 

OPRIME SI NO ALCANZAS A VER BIEN EL TEXTO DE LAS PUBLICACIONES,
OPRIME LA TECLA + PARA AMPLIAR EL TEXTO A TODA LA PANTALLA, OPRIME - PARA REGRESAR A LO NORMAL.

sábado, 2 de enero de 2016

Einstein y su esposa Mileva/ Lo que usted crea regresa/ 2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic



 
 
 
 
18. Todo el pescado del Mar, Cabo Pulmo
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
"Esto es lo que nuestros océanos muestran", Jeff Hester, quien capturó este tiro dice que Cabo Pulmo, un parque marino frente a Baja California en México, no siempre había sido así.
 
19. Flores imperiales, Japón
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Esta imagen fue capturada en los jardines del Palacio Imperial en Kioto, Japón, y bie parece que estuvieran llorando flores del cerezo, Por lo general florecen a finales de marzo y principios de abril. Esta foto fue tomada por Yukio Miki.
 
20. Casco-o, la isla caribeña de Bonaire
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Esta foto muestra a un buzo contemplando el Hilma Hooker, un buque de carga deliberadamente hundido frente a la isla caribeña de Bonaire - un destino popular para los buceadores. Esta foto fue tomada por Marc Henauer.
 
 
 
MERITO COMPARTIDO
 
Mileva Marić (Serbian Cyrillic: Милева Марић; December 19, 1875 – August 4, 1948) was a Serbian physicist. She was the only woman among Albert Einstein ...

 y Albert Einstein se conocieron en la Universidad Politécnica de Zürich a finales del siglo XIX. Maric era la única mujer que estudiaba matemáticas y física en aquella universidad. En 1896 iniciaron una relación sentimental y Einstein estaba fascinado por la intensa colaboración intelectual que recibía de parte de su compañera serbia.

 A la única persona que disgustaba aquella relación era a la madre del genio, una alemana misógina y xenófoba, que nunca vio con buenos ojos a la serbia: "Ella es un libro igual que tú, pero lo que tú necesitas es una mujer. 
Cuando tengas 30 años, ella será una vieja bruja".
 
Mileva Maric y Alberto Einstein a finales del siglo XIX
 
Como sea, la pareja estaba flechada porque ambos hablaban el mismo lenguaje: ella le dio clases de matemáticas (que nunca fueron el fuerte de Einstein), preparaban juntos sus exámenes y compartían el mismo interés por la ciencia y por la música. Einstein le escribió en 1900: "Estoy solo con todo el mundo, salvo contigo. Qué feliz soy por haberte encontrado a ti, alguien igual a mí en todos los aspectos, tan fuerte y autónoma como yo".

En 1902, Einstein se trasladó a la ciudad de Berna, Suiza, donde consiguió empleo en una oficina de patentes. Tras cinco años de convivencia Albert y Mileva terminaron casándose a comienzos de 1903 y tuvieron su primer hijo al año siguiente. En sus ratos libres, Einstein desarrolló, entre otras cosas, la Teoría de la relatividad especial que habría de revolucionar la física moderna. Los frutos de su trabajo fueron publicados en 1905, en la -en aquel entonces- prestigiosa revista Annalen der Physik.
 
Un ejemplar de "Anales de la Física"
 
Cuando se le preguntaba a Mileva por qué no firmaba los artículos que elaboraba junto a su esposo, su respuesta era: "Wir sind ein Stein!" (Somos Einstein), que en alemán significa "somos una piedra".
 
Esta es más o menos la historia oficial, la que todos sabemos; pero se puede ahondar un poco más en la vida privada del genio, en sus inicios y sobre todo, en la relación con su primera esposa.
Aunque Mileva fue una sobresaliente matemática, nunca terminó formalmente sus estudios, en cambio Albert pudo defender su tesis doctoral en 1905. Para 1908, Einstein consiguió finalmente un puesto de profesor en la Universidad de Berna. En cuanto a Mileva, el matrimonio la obligó a abandonar definitivamente la universidad y la física.
Existen varias cartas del noviazgo en las que Einstein debate con ella sus ideas de la relatividad e inclusive se refiere a "nuestra teoría" y le da un trato de colega. A partir de estas evidencias hay estudiosos que concluyen que las ideas fundamentales de la teoría de la relatividad fueron de Mileva Maric, quien no pudo continuar con su carrera puesto que se hizo cargo del cuidado de los hijos, uno con retraso mental, lo que desde luego le exigió más cuidados maternales. Incluso ahora se sabe que engendraron una niña en 1902, antes de casarse, de la cual se sabe muy poco, sólo que la entregaron en adopción.
Mientras ella cuidaba de sus hijos y renunciaba a la ciencia, Einstein desde su puesto académico tuvo el tiempo suficiente para concluir sus estudios y desde luego para desarrollar la teoría, de la que se sabe ahora, no todo el crédito era suyo. En esa pareja de físicos alguien tenía que cuidar a los niños, alguien tenía que lavar y preparar la comida; y ése fue el papel que Einstein y la sociedad patriarcal asignaron a Mileva, quien subordinó todas sus aspiraciones a los objetivos de su esposo y puso todos sus conocimientos a su servicio.
 
Mileva Maric y sus hijos, Albert y Eduardo
 
"Mi gran Albert ha llegado a ser célebre, físico respetado por los expertos que se entusiasman por él. Trabaja incansablemente en sus problemas. Puedo decir que sólo para eso vive. Tengo que admitir, no sin vergüenza, que para él somos secundarios y poco importantes", escribía Mileva a unos amigos. Einstein a su vez admitía: "Nuestra vida en común se ha vuelto imposible, hasta deprimente, aunque no sé decir por qué".

Con el paso del tiempo la relación se tornó disfuncional. Ella ya no le resultaba divertida y tampoco le aportaba nuevas ideas ni conocimientos. Las "Reglas de conducta" que Albert Einstein le impuso por escrito en 1914 son una cruda muestra de su autoritarismo y, a su vez, del machismo y violencia sicológica que ejerció en contra de Mileva:

"A. Te encargarás de que:
1.    mi ropa esté en orden,
2.    que se me sirvan tres comidas regulares al día en mi habitación,
3.    que mi dormitorio y mi estudio estén siempre en orden y que mi escritorio no sea tocado por nadie, excepto yo.
B. Renunciarás a tus relaciones personales conmigo, excepto cuando éstas se requieran por apariencias sociales. En especial no solicitarás que:
1.    me siente junto a ti en casa,
2.    que salga o viaje contigo.
C. Prometerás explícitamente observar los siguientes puntos cuanto estés en contacto conmigo:
1.    no deberás esperar ninguna muestra de afecto mía ni me reprocharás por ello,
2.    deberás responder de inmediato cuando te hable,
3.    deberás abandonar de inmediato el dormitorio o el estudio y sin protestar cuanto te lo diga.
D. Prometerás no denigrarme a los ojos de los niños, ya sea de palabra o de hecho."
 Con este tipo de imposiciones obviamente que las cosas no funcionarían nunca, por lo que los Einstein terminaron separándose en 1914. Einstein volvió a casarse en 1915 con una de sus primas, Elsa Einstein, quien también era divorciada y tenía dos hijas.

 Esta nueva relación marital fue como un necesario soplo de vida para el aún desconocido físico, ya que apenas un año después y con una inusual lucidez y energía dio a conocer su famosa Teoría General de la Relatividad.
 
Elsa Einstein, prima y segunda esposa del genio
 
Elsa fue la mujer sumisa que Einstein buscaba. En silencio y total sumisión supo mantenerse a prudente distancia, dedicada al hogar y facilitándole el trabajo de investigación. Su doméstica obediencia dio un paso más cuando aceptó organizarle la agenda y restringirle el número de visitantes que aspiraban hablar con él, a medida que crecía su fama.
 
De los hechos se desprende que Einstein nunca necesitó una esposa sino una secretaria, y que no quiso formar una pareja científica ni conceder crédito alguno en su teoría a su ex esposa Mileva. Quizá por eso, de alguna manera le pagó por su aporte, al otorgarle el dinero que ganó por el Premio Nobel de Física.
 
Un detalle bastante revelador aportado por la feminista alemana Senta Trömel-Plözt es que, cuando Albert y Mileva se separaron oficialmente en 1919, el documento del divorcio incluyó una cláusula de que, en caso de recibir Einstein algún premio por los artículos publicados en 1905 en los Annalen der Physik, debía entregárselo íntegramente a Mileva.

¿Tenía la esperanza Mileva que ese trabajo revolucionaría al mundo? ¿Cómo pudo saberlo si no fue parte del mismo? Fue en los años de su vida conjunta, hasta 1914, cuando nacieron las obras más importantes de Einstein, por lo que algunos creen que el papel de su mujer era significativo, sobre todo en matemáticas, materia en la que alguna vez brilló en su Facultad.
 
Mileva Maric

 Y fue así que en 1921 Albert Einstein ganó el Nobel de Física por sus publicaciones de 1905, y un año después le entregó la totalidad del dinero del premio a su ex-esposa. Y también hay que decirlo: Einstein era un misógino empedernido.
 Estaba convencido de que "muy pocas mujeres son creativas. No enviaría a mi hija a estudiar física. Estoy contento de que mi segunda mujer no sepa nada de ciencia". Decía también que "la ciencia agría a las mujeres", de ahí la opinión que tenía de Marie Curie: "nunca ha escuchado cantar a los pájaros". Aun así, dentro de ese machismo recalcitrante, fue quien acuñó la célebre frase: "¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio".
Mileva vivió hasta el último de sus días en Zúrich, en un apartamento con vista a la facultad en la que estudiaron juntos. El piso fue comprado justamente con el dinero del Premio Nobel.
Sirva este pequeño retrato de Mileva Maric como homenaje a esas miles, millones de abnegadas esposas y madres, que han sacrificado sus sueños, carreras e ideales, porque el instinto maternal y el amor han sido más fuertes que el estatus.
****************************************************************
Lo que usted crea regresa
Lo que usted crea regresa
 
 
 

Cualquier cosa que intente crear para otrosiempre regresará hacia usted. Esto incluye tanto al amorla ayuda y las acciones curativascomo las negativas y destructivas.
 

Esto significadesde luegoque cuanto más use su visualización creativa para amar y servir a los demás tanto como para su bienestar superiormás amoralegría y éxito encontrará en su camino.
 
 
 

Shakti Gawain
 
 
 

De su libro "Reflexiones en la luz"
**************************************************************
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Al final de cada año, National Geographic hace un recorrido por las que fueron sus mejores fotos - y aquí, como fanáticos de estas impresionantes imágenes, vamos a echarle un vistazo a las mejores 20 de ellas. Todos los días del año, National Geographic publicó un foto del día , algunas clásicas, otras más peculiares, pero siempre imágenes con una historia que contar. En esta selección veremos 20 de las mejores fotos del 2015, aquellas que tuvieron un mayor número de comentarios positivos y más aceptación dentro de la esfera social.
1. Descifrando la superficie, Lago Baikal
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
El fotógrafo Alexey Trofimov capturó una imagen bastante inusual del hielo. Él escribe que el "hielo en el lago Baikal es un fenómeno muy interesante."
 
2. El pueblo, Hungría 
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Esta fotografía fue tomada por Gabor Dvornik, quien vive a media milla de la aldea que se encuentra ubicada en una reserva natural en Sződliget Hungría. Mientras que el aire en este lugar es especial en cada temporada, es especialmente raro no tener un agradable día de niebla. "Fue totalmente fantasmal", escribe el fotógrafo.
 
3. Cuando los pingüinos Atacan, la Antártida
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Capturado con una GoPro en el mar de hielo de la Antártida. El fotógrafo, Clinton Berry había estudiado los movimientos de los pingüinos por semanas. El día en que fue tomada esta foto, había más de 60 pingüinos y Berry dice que hubo un poco de suerte involucrada también.
 
4. Contra el viento, Canadá
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
En esta foto tomada por Dominic Roy, un búho nival parece estar luchando contra los elementos durante condiciones climáticas extremas cerca de la ciudad de Quebec, Canadá.
 
5. Algún pescado, Costa Columbia Británica, Canadá
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Fotografiado por Ian McAllister utilizando una carcasa submarina, se captura un retrato íntimo de un lobo vadeando a través de la zona intermareal de la costa de Columbia Británica en Canadá. El lobo se tomó un descanso de comer huevas de arenque para investigar un poco a la cámara sumergida del fotógrafo.
 
6. ¿Quién está ahí?
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Al tiempo que estaba tomando esta foto, el fotógrafo Cezary Wyszynskiimaginó que el ratón debía estar preguntándose "¿Quién está llamando a mi puerta?
 
7. Otoño, Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, Croacia
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Este es el parque nacional más antiguo y más grande del país, y cuenta con 16 lagos en terrazas, formados por represas de travertino naturales que cambian de color durante todo el día. Esta foto fue tomada por Vedrana Tafra.
 
8. Bioluminous Larak, Irán
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Esta foto fue tomada a lo largo de la orilla del Larak, Irán - una isla en el Golfo Pérsico. "Las luces mágicas del plancton me encantaron, por eso hice esta captura", dice Pooyan Shadpoor
 
9. Madre de la Selva, Madagascar
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Los árboles baobab en Madagascar tienen 800 años de edad. Ellos son el hogar de serpientes, murciélagos, bebés arbustos, abejas y, a veces, seres humanos. Los árboles son una fuente importante de agua, ya que pueden almacenar hasta 4.000 litros de agua en su tronco. Esta foto fue tomada por Marsel van Oosten.​
 
10. Fox encontrado, el Parque Nacional del Gran Paradiso, Italia
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Este es el Parque Nacional del Gran Paradiso, que alguna vez fue un refugio de caza real. Aquí veamos a un zorro rojo acechando, camuflado por el bosque de otoño. Esta foto fue capturada por Stefano Unterthiner.
 
11. Bailando con la luna, Islandia
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Los haces de luz vivas son el resultado de colisiones entre partículas cargadas liberadas por la atmósfera y  partículas gaseosas del sol en la atmósfera de la Tierra. Este tiro fue capturado por Andrew George.
 
12. Invierno negro, Parque Nacional del Gran Paradiso, Italia
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Otra gran foto tomada en el parque nacional de Italia Gran Paradiso por Stefano Unterthiner. Entre la fauna que habita en este parque encontramos rebecos, zorros y armiños.
 
13. Gran bebé, Tonga
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Este joven ballena jorobada fue capturada en las aguas de Tonga. Karim Iliya escribe que ella "no podía dejar de saludar y sonreír a la ballena recién nacida, casi tres veces más larga que ella". La curiosidad pudo más que ella y la ballena nadó hacia ella, acercándose a menos de 30 centímetros (11 pulgadas de su madre ).
 
14. Comederos de Aves, China
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Abderazak Tissoukai estaba cerca Xingping en la región de Guanxi en China cuando hizo esta foto de un cormorán (un ave entrenada, que sirve para ayudar a los pescadores de peces en los ríos) y un pescador al atardecer. "Xingping es sin duda uno de los lugares más bellos de China, con sus pintorescos paisajes kársticos, y sus pueblos genuinos y tradicionales", escribe.
 
15. Zorrito amigable, Estonia
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Este zorro kit parece estar pesando en la presencia del lente de la cámara de Kalmer Lehepuu. Él escribe que "en una hermosa noche, la madre fue a buscar comida y dejó a los kits por su cuenta." Lehepuu se ubicó muy cerca para observarlos.
 
16. brillando a través de las Islas de Los Apóstoles, Parque Nacional Lakeshore, Wisconsin
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Esta imagen fue capturada por Ernie Vater, y muestra el sol brillando sobre el hielo áspero en la orilla de un lago congelado. Parte de la belleza de este lugar es su silencio. Vater escribe lo siguiente "No se escucha nada, excepto el crujido ocasional del hielo".
 
17. Jaleas amarillas, islas de la roca de Palau
2015: Las Mejores 20 Fotografías del National Geographic
Estas medusas doradas son inofensivas para los humanos. La luz del sol es esencial para este tipo de medusas. Capturada por Ciemon Frank Caballes.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net

SHREE SAI SANKIRTAN MALA

Dynamic Glitter Text Generator at TextSpace.net